CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

¡Viva Milei y abajo el empobrecedor!

Maduro, definitivamente, si a ti no te hubiesen traído de chiquito desde Cúcuta como indocumentado, Walt Disney te habría inventado. ¡Los riñones que tienes, para decirlo bonito, no te caben dentro de la barriga!

¿Ahora cuál es la nueva? ¿Pelearse con el presidente Javier Milei? ¿Cómo es la cosa: Milei es la peor desgracia que le ha podido suceder a la Argentina? Pregunto yo.

Chamo: no tienes que estar repitiendo siempre todas las estupideces que te escriben los fulanos de los laboratorios tecnopolíticos de los cubanos que te jefean desde el Palacio Blanco. Ya tienes una fama muy bien ganada como imbécil; pero resérvate aunque sea un poco de dignidad, viejo.

Es solo un consejo de un encarnizado enemigo… ¡Tú verás!

Mira, la mayor desgracia del Hemisferio Occidental fue el chulo de tu comandante eterno: Fidel Castro. No importa que Padrino y el resto de los hampones que dicen hacer gobierno contigo en Venezuela le rindan culto a ese facineroso, o al Tuerto Kirchner, o a la cleptómana de su esposa, que raspó al Fiscal Nisman, o al periquero de tu paisano Petro.

Maduro, tú eres la desgracia de las desgracias vale. Milei te salió con un apodo que te pega a ti, a Hugo Chávez, a Diosdado y al resto de tu pandilla: “¡el empobrecedor!”. El empobrecedor de la nación más rica de toda América Latina, Venezuela. Y de pana: se quedó corto.

Y es así: todo lo que ustedes tocan, lo arruinan. Lo acaban. Se lo cogen como si fuera de ustedes, son unos ladrones indecentes. Han asesinado a toda una nación. Igualito que los malandros que andan en las mismas que tú en Nicaragua, en Cuba y en cuanta porquería apesta como vecinos. Países que una vez fueron, pero hace añales dejaron de ser lugares con futuro.

Si esa es la última de las “torpezas” científicamente diseñada para mover la atención de lo importante en Venezuela hacia lo estúpido, tampoco te va a servir. Esas bravuconadas solo funcionan para las focas imbéciles que oyen tus peroratas vacías y aburridas. ¡Para el país NO sirven de nada!

Lo que el venezolano necesita escuchar tiene que ver con la puesta en marcha de todos los sueldos y las pensiones en dólares. No en tonterías de rompecabezas que si del bono de tanto por ciento, que es más de lo mismo y solo para unos cuantos. Esos son inventos sin pies ni cabeza. Nadie los cree, porque nunca llegan a las mesas de la gente.

El venezolano necesita que la luz termine por llegar y se quede definitivamente alumbrando sus casas. Que de las tuberías salga agua. Que si alguien se enferma, que no caiga en las manos de los chicheros cubanos, que de paso han privatizado sus menjurjes y pócimas como si fueran médicos del Mount Sinaí.

Sustancia, Maduro. Cosas importantes. Porque para todo lo demás los venezolanos contamos contigo como payaso, como Popy. Y que Dioni López, desde el más allá, me disculpe por revolverlo contigo.

Por eso Venezuela: ¡no te sigas dejando joder!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba