El Fogón de la Editora

¡WE WILL COME BACK!

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Así marchan las cosas de estropeadas, de echadas a perder, con las grandes cadenas de comunicación en este país. Nuevamente pisotean las noticas, tratan al público como si fueran imbéciles y manipulan la verdad hasta que les da la gana.

Antes de las elecciones de Mitad de Periodo, según ellos, el Partido Republicano tenía “escasas” posibilidades de captar electores. El día de los comicios, al enfrentarse con el río desbordado de preferencias nacionales hacia los republicanos, esos mismos medios saturaron al público con idioteces, mapas del país con manchas de colores mal pintadas y un sospechoso silencio de pillos al acecho.

Los resultados arrojados por los distintos comandos de campaña a todo lo largo de los 50 estados de la unión, les fueron perversamente negados o muy restringidos al gran público norteamericano. La aplanadora de los candidatos votados por el partido Republicano es tan avasalladora en condados, gobernaciones y el Congreso de la nación, que optaron entonces por saltarse del tema.

Tuvo que renunciar a la vocería de la Cámara Baja del Congreso norteamericano por el Partido Demócrata la señora Pelosi, quien asumió el tremendo fracaso electoral de la jornada, para que las cadenas hablaran nuevamente de la política interna en Norteamérica.

Total: este país, lamentablemente, ha retrocedido 120 años en cuanto al compromiso de decir la verdad a través de los medios de comunicación. Es una pesadilla: es como estar metidos en el celuloide de la película de Orson Wells, “El Ciudadano Caine”.

América lleva dos años flotando a la deriva. El sin rumbo del buque más formidable y poderoso del planeta Tierra, intenta mantenerse a flote en manos de las bandas de globalistas y asquerosos individuos de la izquierda mundial, que solo piensan en el tamaño de sus ganancias económicas.

El país de la libertad y del cumplimiento de la separación sagrada entre los poderes públicos, utiliza al FBI para intimidar y tratar de acorralar y desanimar a uno de los expresidentes norteamericanos más exitosos de toda su historia. Los demócratas y esta nefasta administración dejaron abandonado a Afganistán, tienen a Oriente Medio patas «parriba». El África Subsahariana es un foco que no se apaga de violencia y terrorismo. Ha permitido que tanto Rusia como Ucrania se destrocen. Que en Venezuela se normalice la convivencia con el régimen criminal y corrupto de Nicolás Maduro. Que los indicadores de empleo, inflación y crecimiento de Estados Unidos se hayan convertido en números del Tercer Mundo.

Gracias a Dios, luego del contundente triunfo de los candidatos del Partido Republicano, estamos finalmente asomándonos al fin de lo que seguramente será un nuevo principio. Porque cada vez está más y más cerca el regreso de Donald Trump y de la recuperación nacional que con él volverá.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba