CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Yo acuso

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Todo lleva a creer que estos asesinos brutos del régimen llevan meses dinamitando donde no debían, sobre las cabeceras de los caños y ríos cercanos a Lomas de Níquel, en el Estado Aragua.

Todo indica que se trata de otra de sus tantas salvajadas de ignorantes sin ningún escrúpulo, y la naturaleza le cobró a Venezuela en vidas humanas. Es casi seguro que partieron las capas freáticas de la vieja mina de Níquel, cerca de Las Tejerías. En un arreglo de negocios con una empresa productora de níquel de la Federación Rusa, hicieron un irreparable daño ecológico.

Para que el ejercicio bolivariano de saquear al país se convirtiera en otro tremendo desastre humano, solo hacían falta los fuertes palos de agua y descomunales aguaceros de todos los años sobre la zona de Las Tejerías y lugares aledaños del estado Aragua.

Y si a ese cuadro de bomba de tiempo usted le suma el completo y total caos urbano que ha producido la supuesta revolución de estos cretinos, donde cada quien monta su rancho, desbarata los lechos de los ríos y crea pobladas de miseria donde la NARCOGUARDIA nacional del pueblo le venda su protección. Donde la limpieza y mantenimiento de cañadas y embaulamientos no se hace desde hace añales. Donde la basura y los escombros muy rara vez son retirados de los cauces de las aguas; usted no tiene precisamente entre las manos un accidente “inevitable” producido por la naturaleza. Usted lo que tiene es una acción de exterminio colectivo llevado a cabo por el Estado venezolano, manejado por estos miserables imbéciles.

El régimen que lleva la cara del colombiano Nicolás Maduro vuelve a ser culpable de genocidio. Siendo él y sus compinches responsables directos de posibilitar todas las condiciones para que una población entera de nuestro país, Las Tejerías, desapareciera arrastrada por las lluvias y por el lodo; y ayer lunes 17 de octubre, el río Palmarito en Los Castaños, ubicado también en el estado Aragua, se desbordó y causó otro gran desastre.

Todo lo demás son lágrimas de cocodrilos. O un apurado y muy mal llevado control de daños u ocultamiento de las serias causas y de las pruebas que señalan como responsables de la desgracia de la tragedia de Las Tejerías, y en los Andes, al perverso régimen.

Lo mismo: igual son responsables directos y personalísimamente también de la gran tragedia que vive toda Venezuela y la gran mayoría de los venezolanos. Por esas razones, y muchas más, acuso al colombiano y capo Nicolás Maduro Moros de ser el principal responsable de estas acciones criminales, por lo tanto, en algún momento será sentenciado a cadena perpetua.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: