La Columna de Pablo Medina

Yo acuso No. 3

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

Lo último que necesita la “extraña” relación que sostiene el gobierno de Trinidad y Tobago con la dictadura de Venezuela consiste en que salga a flote el entramado de conchupancias que existen en torno al negocio compartido sobre la explotación petrolífera de la Plataforma Deltana.

Agitar el avispero, hablar mucho sobre el último incidente que acabó con la vida de un bebé en brazos de su madre, consiste en un tremendo peligro para el régimen y para sus chulos en La Habana.

Capaz que la gente se termina por enterar que la Petroleum Company of Trinidad and Tobago Limited es quien gestiona, explota y comercializa la totalidad del crudo que se extrae de los yacimientos, “supuestamente”, comunes a ambos países.

O, quizás, que la plata que le toca no le llega a PDVSA porque no pinta por ningún lado en toda la cadena de valor del negocio. Y le cae, solo una parte, a los bolsillos de los mismos rufianes de siempre, tanto en Caracas como en La Habana. Al final, y para dejar “la cosa así”, Trinidad y Tobago, que es la única que trabaja la explotación, recibe mucho más de la mitad de las ganancias por el negocio, como lo establecen los convenios originales.

Por eso, como repitió el viejo Emilio Zolá en su tiempo con el caso del capitán Dreyfus: «YO ACUSO» al gobierno de Trinidad y Tobago de ser el esbirro insular del NARCORÉGIMEN de Caracas y cometer crímenes de Lesa Humanidad.

YO ACUSO al gobierno de Trinidad y Tobago de ser complaciente y alcahuete de las acciones que llevan a cabo Nicolás Maduro y sus secuaces en contra del pueblo de Venezuela, con el único propósito de que la banda bolivariana mantenga la boca cerrada, no diga ni pío, y continúe el esquema de prelación sobre los enormes yacimientos petroleros, en plena explotación, que el gobierno ilegitimo de Venezuela ha cedido, a cambio de, seguramente, grandísimas cantidades de dinero para cada uno de sus pillos, y así poder contar con el silencio inmoral de las mafias encochinadas con esta superestafa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: