CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Zelensky sale en franelilla

Pablo Medina / Venezuela RED Informativa.us

El presidente de Ucrania se presenta a través de video en la conferencia de la Asamblea General de la ONU. Aparece vestido de acuerdo a la terrible situación que se vive su país: Zelensky sale en franelilla.

Los “vamos bien” de la Plataforma Unitaria, que brillan por su ausencia en esa parte de Nueva York, de haber tenido el derecho de palabra por Venezuela en la ONU habrían aparecido con sus mejores estrenos y trapos más costosos.

El mundo libre, contra viento y marea, consiguió los votos en ONU para que Ucrania hablara de la paz. Ese mismo mundo libre, por cierto, hoy en día no haya qué hacer ni en dónde poner a todos esos ladrones del llamado “Gobierno Interino”, luego de más de tres años de sinvergüenzuras y vagabunderías llevadas a cabo a lo largo de tres continentes.

Es que Ucrania cuenta con un líder y con un liderazgo que enfrenta, pero de verdad-verdad, a las mismas joyitas que explotan a nuestra nación. Ucrania y Venezuela tienen en común a los mismos enemigos, solo que la OTAN y la administración Biden no consideran importante a nuestro país.

La oposición y el régimen continúan con la paja de los diálogos, para entender lo inentendible. Que Maduro es colombiano. Que en Venezuela el régimen se ha robado las libertades. Que en nuestra tierra la gente se muere de mengua o de hambre; con la única salida posible que consiste en huir del país para que no te agarre la pelona. Que el régimen lleva hundiendo la economía por más de 20 años, demostrando una increíble incapacidad y maldad sin límites para el manejo de todo lo público y lo que le pueda echar mano en lo privado.

Y, lo más curioso, es que en esa misma Asamblea General de la ONU aparece el presidente Joe Biden y repite como rockola el mismo disco rayado del dialogo en México. Insiste en la necesidad de hacer en Venezuela elecciones libres, pero sin mencionar ni remotamente lo completamente inútiles de las mismas, de no exigirle al régimen de Caracas Juego Limpio.

La pérdida de conexión del país con el mundo es total. Así como Juan Guaidó hace de su choreta rendición de cuentas de su supuesta gestión un mal chiste o, en el mejor de los casos, una opereta ridícula; la misma parte del mundo que hace apenas pocos años desconoció la legitimidad de Nicolás Maduro en el poder de Venezuela, hoy parece no preocuparle las tremendas verdades de un país hecho pedazos.

El liderazgo mundial desconoce que esta Venezuela ocupada por cubanos, rusos, chinos e iraníes, fue la que garantizó el suministro de energía a la maquinaria de los aliados en la II Guerra Mundial. Claro, estamos hablando de Roosevelt, De Gaulle, Churchill y hasta el tirano Stalin.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba