Venezuela

En la época de más calor se intensifican apagones en Venezuela

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

La empresa estatal Corpoelec está de forma recurrente suprimiendo el servicio de electricidad a los venezolanos, en un momento en el que la época de calor alcanza altos grados de temperatura, sobre todo en la costa donde a veces se imponen más de 40 grados centígrados y no hay manera de apaciguar el sufrimiento con aires acondicionados y ventiladores, por falta de luz.

El esquema de racionamiento del servicio eléctrico no sólo ha puesto a sufrir altos grados de temperatura a los ciudadanos residentes de los estados costeros, también en medio de la crisis económica les pone a riesgo de perder sus alimentos, los cuales no pueden refrigerarse por falta de electricidad, para mantener encendidas sus neveras.

Los apagones ocurren al mediodía, de noche, a cualquier hora, dejando a los ciudadanos sin el servicio que también es imprescindible para los Centros Hospitalarios, en función de la salud, toda vez que hay servicios que requieren de electricidad permanente para poder funcionar.

A este cuadro de problemas por falta de electricidad, se agrega el daño que se genera a los equipos electrodomésticos, como consecuencia de las interrupciones y fluctuaciones eléctricas permanentes, esto precisamente en momentos en que la crisis económica le dificulta a los venezolanos estar adquiriendo equipos para su hogar.

Las fallas se reportan en al menos 13 de los 23 estados de Venezuela, incluyendo la Gran Caracas. Zulia, Falcón y Lara, en el occidente, hasta los estados andinos (Táchira, Trujillo, Mérida) y los estados del oriente del país, como Nueva Esparta, Sucre y Anzoátegui, padecen de manera permanente de apagones constantes, de forma impredecible y por varias horas.

El drama con la electricidad ha llegado al extremo que dejó sin luz al aeropuerto internacional Simón Bolívar, provocando muchos retrasos en vuelos y dejando a los pasajeros varados y sin respuesta, en medio de la oscuridad.

Las plantas generadoras de electricidad para emergencia, que se utilizan en el aeropuerto nacional e internacional nunca se activaron.

El régimen de Maduro hace caso omiso al daño que procuran estas interrupciones, en un momento en que los especialistas del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología de Venezuela (INAMEH) han advertido una ola de calor, que se mantendrá hasta el mes de junio.

La empresa encargada del servicio de electricidad, o sea Corpoelec no ha publicado hasta el momento un cronograma de cortes eléctricos en ninguna región de Venezuela. Los apagones sin embargo, sorprenden a la gente a diario.

Entretanto, el régimen venezolano reitera permanentemente que las fallas eléctricas responden a sabotajes estadounidenses, oficialmente atribuyen a Estados Unidos la responsabilidad de la falla del servicio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba