El Fogón de la Editora

NO BASTA REZAR

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Han convertido a Venezuela en una boutique para enchufados. En una zona de tolerancia en donde solo caben las inversiones y los inversionistas que están pegados al régimen.

La falsa realidad que pretende mostrar la dictadura sobre una “supuesta” prosperidad colectiva, solo se compadece por el uso de divisas, y nada más. Y así como una golondrina no hace primavera, pagar con dólares no convierte a un país en moderno.

La chorrera de nuevos impuestos, tasas y precios de los combustibles inventados por estos delincuentes tampoco ayuda. Un país casi totalmente enterrado en el mundo gris de lo informal y de la informalidad, no puede echar palante con tanto peso muerto encima.

La ilusión del “milagro económico” solo funciona en aquellos espacios donde los malandros de Miraflores operan como proxenetas. Los negocios de los casinos, la explotación de los minerales en el Arco Minero, las recientes concesiones petroleras otorgadas gracias a las “facilidades” logradas por el gobierno norteamericano o los fabulosos arriendos de la macolla de los «bolipuertos», constituyen el lomito de la patria.

En todos esos guisos están pegaos los zánganos de La Habana, muchísimos personajes de la oposición y un gentío que está afuera operando como aguantadores. ¡Esto es un desastre!

¡La fotografía de la Venezuela de principio de abril es espantosa! Solo Dios sabrá como extirpar este cáncer nacional, que ha hecho metástasis en lo cultural y en lo social de un país profundamente golpeado.

El venezolano se desliza lentamente hacia la resignación. La maldad y lo malo que se ha enroscado en nuestro país tiene enferma a nuestra genta, la mantiene en la desesperación para salir a como sea de la miseria en que se vive.

No está fácil pedir o mantener la fe en un cambio de rumbo sin tener un carro, sin un trabajo y con los hijos con la barriga vacía.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: