Venezuela

Asesinato en Puerto Ayacucho del líder indígena Virgilio Trujillo sigue impune

GlendaRomero / Venezuela RED Informativa

Hace más de un año del asesinato del líder indígena Virgilio Trujillo Arana, indígena piaroa del estado Amazonas y aún no hay culpables, ni castigados, las autoridades venezolanas no han aclarado el crimen, favoreciendo así la impunidad.

Virgilio Trujillo era defensor del ambiente y el territorio, coordinador de Guardianes territoriales Uwottüja del municipio Autana y fue asesinado el jueves 30 de junio de 2022, en Puerto Ayacucho, capital de la entidad, con armas de fuego.

El recibió varios disparos en su rostro y su cabeza, a manos de sujetos no identificadas, y que presuntamente, minutos antes, lo habrían obligado a abordar un vehículo.

Trujillo Arana, era miembro de la Organización Indígena Piaroas Unidos del Sipapo (OIPUS) y formaba parte de la Guardia Indígena Territorial de su comunidad, una instancia autónoma creada por los pueblos indígenas, para defender los territorios ante las amenazas ocasionadas por el creciente auge extractivo de riquezas de la zona, por parte de grupos armados irregulares en comunidades habitadas por pueblos originarios.

Virgilio Trujillo, líder indígena Uwottüja fue asesinado a sus 38 años,  por  luchar en defensa de sus tierras y contra el Arco Minero en Venezuela.

Cinco días después del suceso, el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Douglas Rico, anunció en su cuenta de  Twitter que había ordenado  investigar a un equipo del organismo, desde Caracas hasta Puerto Ayacucho, con el fin de apoyar las investigaciones y esclarecer los hechos.

En septiembre, trascendió que el Ministerio Público había adelantado acusaciones contra los presuntos responsables del hecho, e incluso, el propio director del CICPC informó en redes sociales que realizaría una rueda de prensa para anunciar los resultados de la investigación y señalar a los presuntos responsables del asesinato.

Luego de un año, ni los anuncios oficiales, ni las presiones de los indígenas y las organizaciones defensoras de derechos humanos, han logrado que el asesinato de Trujillo Arana se esclarezca  y que los criminales respondan ante la justicia.

El 15 de agosto pasado, líderes y organizaciones indígenas exigieron ante la sede del Ministerio Público del estado Amazonas, el esclarecimiento del crimen. Los manifestantes entregaron un documento ante el órgano, en el que pidieron que se identifique a los culpables y se castigue el asesinato de Virgilio Trujillo Arana.

Lo que está claro es que, mientras persista la imposición de medidas que afectan los derechos de los pueblos indígenas por parte de las autoridades y prive la ausencia institucional y democrática del Estado y al mismo tiempo se consoliden las estructuras criminales que disputan el territorio, estas comunidades seguirán amenazadas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba