Venezuela

Familia del preso político Carlos Julio Rojas denunció que incomunicación y falta de defensa legal le han traído fuertes secuelas cardíacas

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

La salud del conocido activista de derechos humanos Carlos Julio Rojas se encuentra en una situación preocupante debido a problemas cardíacos que han surgido mientras está detenido. De acuerdo a denuncias de sus familiares, Rojas necesita con urgencia la atención de un especialista.

Durante una visita reciente, después de más de un mes sin comunicación, los seres queridos de Rojas pudieron constatar el deterioro en su estado de salud. El activista, quien también es coordinador del Frente Norte de Caracas, ha estado recluido en las mazmorras de El Helicoide, prisión de máxima seguridad y sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

La familia ha expresado su alarma a través de las redes sociales, señalando que la falta de comunicación y la violación de sus derechos fundamentales han tenido un impacto negativo en su salud.

«Luce visiblemente afectado de la presión arterial tras ser incomunicado por seis semanas en las que hubo violación a sus derechos fundamentales», denunciaron en la cuenta del activista.

Arresto de Carlos Julio Rojas

Rojas fue arrestado en abril bajo la acusación de estar involucrado en un supuesto plan para atentar contra la vida de Nicolás Maduro. Desde entonces ha estado detenido sin acceso a atención médica adecuada, lo que ha llevado a sus familiares a hacer un llamado público para que se respeten sus derechos y se le proporcione el cuidado necesario para preservar su bienestar.

Un mes sin defensa privada e incomunicado

El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYSve) se pronunció hace un par de semanas sobre lo que consideran graves violaciones al debido proceso en el caso del periodista y líder social Carlos Julio Rojas, quien se encuentra detenido desde hace un mes sin contacto con su familia o abogados de confianza.

«Este #15May se cumple un mes de la detención del periodista y activista social Carlos Julio Rojas. Su familia y defensa privada siguen sin tener contacto con él y sin conocer sus actuales condiciones físicas y de salud», denunció la organización.

IPYS Venezuela exigió que se respetaran los derechos fundamentales de Rojas, incluida la elección de su defensa legal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba