Opinión

¿Recibió el poeta Ariel Montoya soborno del expresidente Ricardo Martinelli como sostiene el cantante Rubén Blades?

Aminta Juárez / Venezuela RED Informativa.us
 
Hemos intentado comunicarnos con el poeta Ariel Montoya. pero no responde o el número al que llamamos no pertenece a él, pues flota en el ambiente el hecho de que haya vendido su pluma al diablo por unas cuantas monedas, yendo en contra de su prestigio y ética de ser ciertas las aseveraciones del cantante Rubén Blades, quien aseguró en su blog que el expresidente Ricardo Martinelli le pagó por un artículo luego de conocidos los resultados electorales en Panamá.
 
Algo ocurre en el ambiente cuando vemos la persistente actitud del cantante Rubén Blades sobre la persona acusada de haber recibido paga de parte del expresidente Ricardo Martinelli, sobre todo cuando el ofendido ya aclaró que jamás ha cruzado palabra o menos haber recibido un soborno del alto exfuncionario del país canalero. Tampoco dice conocerlo.

Periodista y poeta Ariel Montoya

En una rápida interpretación semántica, se percibe que el caso va más allá, pues hay dos altas figuras de la política panameña implicados en el asunto, tanto el expresidente Martinelli, como el mandatario entrante José  Raúl Mulino, a quienes Blades acusa de haber estado coludidos en actos de corrupción por varios casos, pero además, dando a entender que a Montoya le pagaron bien por haber escrito una columna internacional, de las que este escribe para varios medios en Hispanoamérica y otras regiones semanalmente.
 
“Espero que el corrupto convicto y prófugo Ricardo Martinelli le haya pagado bien por su falso y confuso artículo”, le dice Blades a Montoya en una extensa nota de 11 puntos, siendo este señalamiento el primero de ellos.

EXpresidente panameño Ricardo Martinelli

También hemos intentado comunicarnos con el expresidente Martinelli, pero no ha sido posible, ni con el nuevo mandatario, ofuscado actualmente con el traspaso de mando presidencial. Como queda en evidencia en la primera nota online publicada por Blades y de la cual este medio tuvo acceso a una copia, modificó días después borrando la parte difamatoria del soborno.
 
Es decir, existen dos notas con fecha del 9 de mayo pasado, una de parte de quienes filmaron o imprimieron la primera versión, y la segunda ya alterada pero con la misma fecha, lo que ha venido a causar una confusión sobre este affaire, ya que las mismas están en las redes de Blades y en los periódicos La Prensa de Nicaragua y El Nacional, entre otros medios internacionales que han publicado algunas de estas versiones.   
 
Veamos ahora el primer párrafo de la segunda versión de esta telenovela mediática: “Cuando escribo, la molestia que me causan la falacia, la mentira y la calumnia me llevan en ocasiones a no expresarse con la claridad debida. Por eso corrijo y elimino los aspectos de mis artículos que puedan restar objetividad a lo que pretendo comunicar, criticar, denunciar. Esos cambios, que no alteran el fondo de mi opinión, son entonces republicados en mi propia página web y mis propias redes sociales…”, expresa Blades, sin embargo es notoria la actitud del acusador, al señalar que los cambios por él realizados no alteran el fondo de su opinión, en otras palabras, sigue llamando a Montoya corrupto.

Presidente electo de Panamá José Raúl Mulino

Blades, quien dice que no acude al uso de pseudónimos (…), vuelve a la carga nuevamente tanto contra Montoya como contra Martinelli, por los actos de corrupción que este se supone cometió, pero leyendo el artículo original del poeta y columnista, “Rubén Blades está molesto con el triunfo de la democracia en Panamá”, este se refiere exclusivamente al proceso electoral panameño y a los resultados de este, sin ahondar en las acusaciones a Martinelli, no siendo esta principalmente la temática del escrito.
 
En otro de los puntos de Blades, este también deja ir sus espadas contra Mulino, el nuevo mandatario, cuya victoria electoral ha tratado de desacreditar, señalando que en la votación anterior fue rechazado (lo que no  viene a este contexto), y diciendo que su candidatura  fue impuesta por un corrupto y convicto, “la democracia puso en el Poder a un testaferro de un convicto y prófugo”, pero la celebridad musical vuelve a reincidir contra el poeta nicaragüense exiliado en Miami, asegurando que él no odia a su pueblo, y argumenta que esa es la mentira que los corruptos, en abierta referencia a Martinelli y Mulino, le piden (y pagan) para que promueva.

Cantautor y actor panameño Rubén Blades

La historia da para más, sobre todo en los aspectos de la subestimación del voto del pueblo panameño, que no fue evidentemente de las preferencias del cantante. Por una parte le dice sofista a Montoya, también lo tilda de somocista, lo que el poeta reitera que nunca ha sido, y llega hasta a decir que el pueblo panameño es “esquizofrénico” por haber elegido a un presidente impuesto por un corrupto. Los sinónimos de esquizofrenia son muchos: locura, alienación, demencia, insania, desequilibrio, psicosis y enajenación, entre otros.
 
Seguiremos insistiendo en entrevistar a Montoya y, de lograrlo, publicaremos las dos notas en exclusiva escritas por la celebridad Blades, a quien, de ser posible, también entrevistaríamos, buscando además la reacción de los dos políticos en mención, Martinelli y Mulino.

Tampoco la izquierda panameña se salva de estos feroces y resentidos juicios de la celebridad Blades, pues a esta también la tilda de «ambidextra».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba