Venezuela

Trabajador se encadena en Ferrominera Orinoco por jubilación forzosa

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

Pablo Arcángel Martínez Díaz, quien laboraba en Ferrominera del Orinoco desde hace 33 años, se encadenó en el portón principal de la empresa como medida de protesta, después que la compañía le notificó de forma intempestiva, sin el trámite previo, que estaba jubilado.

“Me llamaron, me dijeron que estaba jubilado y me mandaron a firmar la jubilación. No tuve más remedio que ir, pero cuando vi la cantidad me di cuenta que eran solo 2.000 dólares por 33 años de servicio, eso es como mandarme a mi casa a morirme. Yo les pido a los trabajadores que se vean en mi situación”, relató el trabajador, tras atarse las manos en la entrada de la empresa.

Ramón Gómez, miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG), representante del régimen de Maduro implementó las jubilaciones forzosas en las empresas básicas, como un método de castigo al reclamo y a la protesta.

“Es un castigo porque con el sueldo que le dan a estas personas después de una jubilación forzosa no les alcanza para nada. Y no ha habido forma de poder revertir una jubilación forzosa, a pesar de que hemos ido a la Inspectoría del Trabajo y fiscalía: no nos han escuchado”, recalcó el trabajador encadenado.

“El tema de la jubilación no es malo, al contrario, pero debe aplicarse correctamente. Sin embargo, nosotros sabemos muy bien que con el sueldo de empleado activo no nos alcanza para cubrir al menos 20 dólares de la canasta básica, imagínate un trabajador jubilado que percibe mucho menos. Entonces aquí está claro que no solo castigan al que reclama, sino a toda su familia”, comentó y advirtió que los trabajadores seguirán en la calle.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba