USA

USA es el tercer país en el mundo en albergar migrantes venezolanos acogiendo a 545 mil compatriotas

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

Estados Unidos se convirtió en el tercer país que más acoge migrantes venezolanos en el mundo, con la cifra de 545.000, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que dan cuenta también de que el número total de migrantes y refugiados venezolanos cerró el mes de noviembre en 7.722.579 personas.

La agencia de la ONU sostiene que si bien un número de venezolanos ha retornado a su país, persiste la salida de refugiados y migrantes de Venezuela hacia países vecinos y al resto del mundo.

Aumentó en 362% el número de venezolanos que viajaron a Curazao tras la apertura de la frontera, la mayoría de las personas refugiadas y migrantes de Venezuela que llegan a países vecinos son familias con hijas e hijos, mujeres embarazadas, personas mayores y personas con discapacidad. Además, según una evaluación de necesidades que Acnur y sus socios de la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V) llevaron a cabo recientemente, muchas de estas personas han caído en la pobreza y luchan por sobrevivir.

Los venezolanos han llegado de manera masiva en los últimos tres años a EE.UU.

Según datos de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), cerca de 200.000 migrantes fueron detenidos en el pasado mes de septiembre en la frontera sur, de los cuales 50.000 eran venezolanos.

De acuerdo a CBP ha habido cuatro oleadas de detención de migrantes desde la pandemia: en diciembre de 2021 (24.764), septiembre de 2022 (33.749) y abril de 2023 (29.731), además del número récord de septiembre de este año.

Los venezolanos han estado saliendo de su país desde hace más de una década, huyendo de la crisis económica y humanitaria. En un principio, los destinos eran otros países sudamericanos; sin embargo, las cada vez más estrictas restricciones migratorias establecidas por los países, la crisis económica pospandemia y la xenofobia han hecho que los venezolanos tengan que buscar segundos y terceros destinos para migrar, y allí es cuando EE.UU. entra en el panorama, aún cuando eso implique traslados altamente riesgosos, como el del llamado Tapón del Darién, entre Colombia y Panamá, para conectar con el Norte.

“Lo que hemos visto en los últimos meses es que con la reducción de oportunidades económicas en América Latina, ha habido una ola de venezolanos que inicialmente huyeron a países como Colombia, Ecuador o Perú que ahora están partiendo hacia Estados Unidos”, explica Geoff Ramsey, director para Venezuela de WOLA, reseñó BBC Mundo.

Otro de los problemas es que los venezolanos llegan a las fronteras estadounidenses sin documentos legales para poder ingresar al país, y quienes logran hacerlo, solicitan asilo u otra protección que les permita trabajar y tener acceso a servicios públicos.

El número de migrantes, cada vez más grande, ha causado un caos migratorio en algunas ciudades de EE.UU., como Nueva York, donde han llegado más de 120.000 migrantes en el último año, la mitad de ellos venezolanos. El alcalde de Nueva York, Eric Adams, advirtió que la ciudad está al límite con los servicios públicos para poder prestar asistencia a los migrantes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba