Economía

USA se prepara para no renovar licencias a los sectores petrolero y gasístico venezolanos este próximo jueves 18 de abril

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa.us

Estados Unidos anunció que no extenderá la exención de sanciones al sector energético venezolano, que vence este jueves, a menos que haya avances significativos en la realización de elecciones libres y justas en el país sudamericano. Un representante del Departamento de Estado expresó que la decisión depende del cumplimiento por parte de Nicolás Maduro de los acuerdos establecidos para los comicios presidenciales programados para el 28 de julio.

La preocupación de Estados Unidos se centra en el proceso electoral venezolano y la percepción de que Maduro no ha honrado sus compromisos electorales. «A falta de avances por parte de Maduro y sus representantes en términos de implementación de las disposiciones de la hoja de ruta, Estados Unidos no renovará la licencia cuando expire el 18 de abril de 2024», comunicó el portavoz el lunes.

Las negociaciones entre funcionarios de ambos países, llevadas a cabo en secreto en México, no han mostrado avances significativos, lo que disminuye las esperanzas de la administración Biden de que Maduro realice las concesiones necesarias antes del plazo del jueves para cumplir con las exigencias de Washington.

A pesar de la posible no renovación, Estados Unidos podría considerar emitir una nueva licencia con términos más estrictos.

En marzo, las exportaciones petroleras de Venezuela alcanzaron su pico más alto desde inicios de 2020, impulsadas por la prisa de los compradores ante la inminente expiración de la licencia estadounidense, según reportes de Reuters.

PDVSA, la compañía petrolera estatal venezolana, ha declarado estar preparada para cualquier eventualidad, incluyendo la reinstauración de sanciones totales.

Mientras tanto, los asesores del presidente Biden están evaluando diversas alternativas antes de la fecha límite, con el objetivo de aplicar sanciones al régimen de Maduro sin regresar a la política de «máxima presión», característica de la administración Trump. La determinación de la Casa Blanca es clara: buscarán penalizar al régimen venezolano, aunque aún se debate el alcance de la retirada del alivio de sanciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba