El Fogón de la Editora

¡A DESTAPAR LAS CAÑERÍAS!


Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

¡Con toda seguridad la noticia no será del todo cierta, pero una siente como si fuera con nosotras!

Donald Trump trata de explicar la “milagrosa” reducción del índice de criminalidad que se ha venido presentando en la Venezuela de los tres últimos años.

Para Trump la reducción de los crímenes, asaltos, atracos y secuestros en Venezuela ha sido directamente proporcional a la espantosa alza de todas esas vagabunderías en los Estados Unidos de América. Muy en especial en Nueva York.

O sea: los bichitos se mudaron, emigraron, cruzaron y llegaron a la Gran Manzana. Ah, y de paso se trajeron el oficio que les enseñó y les fomentó como “emprendimiento” la temible revolución bolivariana, con el objetivo de mantener a la pobre clase media venezolana encerrada en sus hogares: robar, delinquir, extorsionar, invadir casas y dedicarse al chantaje.

La gentuza que asola las calles de Nueva York, y que son migrantes venezolanos, no son Venezuela; son Chávez, son Maduro, son la basura expulsada de un país en ruinas por su propia gente, que han venido a América para robar y portarse mal.

Es verdad: los Leitos y los tantos más que tienen acoquinados a los ciudadanos de este país son problemas de la Venezuela bolivariana. Son bombas humanas dentro de mochilas tricolor, que traen escondidos al venezolano del siglo XXI. Son Hechos en Socialismo.

Desde luego, no todos son ni malos ni sinvergüenzas. ¡Claro que no! Pero no es casual, que es lo que quiere decir Donald Trump, que baje la delincuencia en un lado y suba en otro. Lo cierto es que cuando el sumidero del albañal del siglo XXI se vacía, se rebosa el mugre en Estados Unidos.

Un sifón del mal y de lo malo, producto de un país controlado por lo peor del mundo, recoge lo peor y lo más feo de Venezuela, haciéndonos pasar vergüenza a las grandes mayorías de migrantes decentes que, muchos de nosotros, nos vinimos a este país escapando precisamente de ellos.

Ahora, eso sí: el “trabajo” de plomería hay que llevarlo a cabo en Venezuela. Toca destapar las cañerías, para que todo vuelva a funcionar como funcionaba antes que estos malandros llegaran al poder.

Habrá que buscar entonces a Mario Bros.

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad de la escritora

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba