CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

¡Dejen de jorobar la paciencia!

Es imposible que la oposición venezolana pueda seguir jalándole más mecate al régimen de Caracas y no le salgan ampollas en las manos. No puede ser que sean tan, pero tan arrastrados para pasar en primera discusión de la Asamblea la remoción del interinato de Juan Guido. ¿Acaso también en México decidieron legitimar las trampas electorales de Maduro en los comicios de 2017, y le van a conferir la condición de presidente legítimo y legal, a pesar de los delitos electorales de ese evento y de las otros que se han llevado a cabo a través del tiempo?

La verdad sea dicha: un país que acaba de pasar sus navidades sin hallacas, sin aguinaldos y con sueldos y pensiones pagados con bolívares muy devaluados, pero que tiene que pagar todo lo que compra en dólares a tasas de cambio del Banco Central, no puede tomarse en serio a tanto sinvergüenza del régimen ni de la oposición.

Porque al final toda esta historia del interinato es una «discutidera» entre malandros. Otro arreglo más, ordenado y bien pagado por el régimen, con el objeto de bajarle el volumen tanto a la nueva trampa electoral que se avecina, como a la batería de leyes sobre el Estado Comunal que ya están pasadas como strike al país. Para que se enteren, el Estado Comunal ya está en tercera base.

El que renueven o no el contrato para robar el mandato otorgado a Juan Guaidó y a sus secuaces solo tiene valor en tanto y en cuanto estas joyitas de la oposición mantengan el reconocimiento del fraude electoral a través del cual el colombiano Maduro se puso en otro periodo presidencial.

Es que por Juan Guaidó no pasa, ni mucho menos, la situación de fraude y de vacío legal y de legitimidad que significa el régimen de Nicolás Maduro.

En Venezuela lo que toca hacer, lo único decente que la clase empresarial, sindical y militar deben instrumentar es la dolarización e indexación de los sueldos y pensiones de todos los venezolanos. Todo lo demás, que ya no se hizo, queda pendiente. ¡Tarde piaron, pandilla de sinvergüenzas!

Ahora, todos ustedes, pillos de la oposición venezolana que vendieron al diablo la oportunidad de recuperarle el futuro a Venezuela, por favor: ¡DEJEN DE JOROBAR LA PACIENCIA!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba