CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

El burdel del TSJ y el COPEI de Enríquez

Resulta increíble la lógica de los mamarrachos que jefea Roberto Enríquez en el Copei. Sin manos es que se van a quedar de tanta jaladera de bola al régimen. Porque para estos fulanos las elecciones del 28 de julio, y cualquier otra que se pueda avecinar, tienen que ser suspendidas. Si se mantienen las sanciones sobre los bolsillos de quienes explotan como les da la gana a Venezuela y a los venezolanos, entonces no puede haber ningún tipo de comicios en el país.

Todos acabamos finalmente de comprender la naturaleza de la supuesta relación entre el cuero cabelludo y el color de las medias. Y, como van las cosas, y luego de la entrega de los sobrinitos narcotraficantes de doña Cilia y del regreso triunfal del pillo de Alex Saab a Venezuela, no dude usted que el Departamento de Estado de Estados Unidos vuelva a doblar el espinazo a favor de la «robolución» del siglo XXI.

Porque ellos sí que le encuentran lógica siempre a todo lo que pida el capo Nicolás.

Mientras el chorro de petróleo siga abierto y la CHEVRON y sus “amigas” sigan haciendo los mejores negocios de esta década, “vale todo y todo vale”.

Así la gente de este Copei, más gobiernera que la misma dictadura, introduce un amparo constitucional en el principal burdel del régimen venezolano: el TSJ.

Porque para los peones del régimen de este Copei, la supuesta democracia participativa y protagónica en Venezuela, solo puede funcionar si alguna potencia extranjera complace plenamente a quienes saquean al país. ¡Si no: no hay ni democracia, ni máquinas, ni un carajo!

Desde luego que a estos idiotas del Copei de Enríquez no se les ocurrió que quizás la mejor forma de presión para que le terminaran de quitar las medidas a todos los bandidos del régimen consistía en prohibir a la CHEVRON seguir haciendo negocios con el régimen.

Facilito. Te doy por donde más duele: la platica.

El santo es una cosa y la limosna de los pillos de Miraflores es otra. El chantaje lo quieren aplicar con la realización de las elecciones del 28 de julio. Total, en Venezuela medio mundo está enseñando las costuras de tanto trapo sucio que llevan puesto. El régimen pone a sus muchachos de mandado para que den la cara ante el TSJ, que solo hace lo que le indican los rufianes del siglo XXI.

Por otro lado resulta inexplicable una jugada como esa, cuando Maduro y sus compinches llevan meses hablando de una participación electoral elevadísima con más de la mitad de los votos del país para la reelección de un fulano que tiene a Venezuela hecha añicos y todo el mundo no hace otra cosa que no sea mentarle la madre. O sea: la totalidad del padrón electoral venezolano padece de un agudo ataque del Síndrome de Estocolmo y el régimen parece que no le quiere sacar provecho. ¡Ta’ raro!

¿Cómo quedarán entonces los famosos 10.5 millones de electores y electoras listos para ponerle el hombro al NARCO-RÉGIMEN?, pues parece que vestidos y alborotados. ¿Será que hasta las trampas Indra-Smarmatic son cada vez menos fáciles de repetir? Se acerca el momento del flato, Venezuela…

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba