Internacional

Exempleados de PDVSA despedidos por Chávez y su despreciable pito exigen ser incluidos en litigio de Citgo en USA para cobrar sus prestaciones

Alexander Arredondo / Venezuela RED Informativa.us

Así como en el caso de empresas que fueron expropiadas por el gobierno de Hugo Chávez y ahora están reclamando en tribunales de Estados Unidos el pago de sus justas indemnizaciones, por ejemplo Citgo; ahora extrabajadores de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) están pidiendo ser incluidos en el juicio por esta empresa transnacional en USA, por considerar igualmente que el entonces mandatario los despidió injustificadamente y no les pagó sus prestaciones, las cuales es difícil que se hagan efectivas en Venezuela, porque el sistema de justicia está bajo el control de la administración de Nicolás Maduro.

Al respecto, Carlos Márquez, secretario sindical en el exilio del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Sincrudos de Oriente (Sintransincoran de Anzoátegui), se ha quejado públicamente de la irresponsabilidad de Dinorah Figuera, presidenta de la opositora Asamblea Nacional de 2015, y del presidente de Citgo, Horacio Medina, por no atender el planteamiento destinado a hacer justicia en el caso de 20 mil trabajadores que fueron despedidos por Chávez y cuyas familias fueron perjudicadas con esa medida, porque no hubo arreglo posible con un sátrapa intransigente y resentido que se hizo el sordo ante estos trabajadores y su justo reclamo, a pesar de autodenominarse «presidente del pueblo».

Señala que Figuera se reúne con senadores españoles mientras continúa ignorando las solicitudes y necesidades de los trabajadores venezolanos, quienes buscan su apoyo y representación: «Como sindicalista, exiliado en España, expreso mi profunda decepción y enfado hacia PDVSA y sus subsidiarias y su presidente, Horacio Medina, por su intento de esconderse tras la Ley de Inmunidades Soberanas Extranjeras (FSIA, en inglés) para eludir las legítimas reclamaciones de los trabajadores que han sido injustamente despedidos y perseguidos. Es vergonzoso que bajo la dirección de Horacio Medina, PDVSA busque refugiarse en tecnicismos legales para evitar enfrentarse a las consecuencias de sus actos. Es imperativo que se haga justicia para los trabajadores venezolanos y que se restablezca la dignidad de aquellos que han sido afectados por prácticas despreciables».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba