CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Junta de Gobierno

En Venezuela está más clara la cosa que nunca: sin una JUNTA DE GOBIERNO no hay estado. Desaparece definitivamente la poca institucionalidad que ha sobrevivido en el país y quedamos como una gran aldea primitiva. Lo que el régimen quiere, necesita, que seamos un gran barrio sin ley, dominado por hampones, donde se pueda delinquir. Una enorme cloaca donde unos pocos hacen lo que les da la gana, mientras los venezolanos continúan yéndose.

Sin la instalación de una JUNTA DE GOBIERNO que, en serio, pegue los pedazos de la Venezuela convertida en rompecabezas del mal y de lo malo, nos quedamos como nación atrapados en el fondo de la porquería del socialismo del siglo XXI.

Sin la constitución de una JUNTA DE GOBIERNO que rescate la legalidad que se robaron Manuel Rosales, Leopoldo López, Juan Guaidó, Henry Ramos y Julio Borges, la Asamblea de 2015 y tantos otros, que solo hicieron el show. La tiranía se las va a seguir dando de gobierno constitucional. Va a continuar en su esfuerzo de limpiar el sucio de su ilegalidad y va a continuar con los engaños. Va a tratar de hacer una y mil elecciones con trampas y mañas, con la complicidad de un gentío, tanto de adentro como de afuera, que están cogiéndose las riquezas de Venezuela, mientras miran hacia otro lado.

No fue un disparate aprovechar y terminar con el corrupto y feo interinato de Juan Guaidó, al final fue un arreglo del G4 convenido con el régimen en México. Decidieron sacar a Guaidó de la presidencia provisional. De esa manera terminaron con la última institución política con alguna legalidad marchita y con alguna legitimidad en el país. Pero, atención, en Venezuela hay un tremendo vacío de poder, que se refleja a nivel internacional.

Lo que existe son acomodos y negocios entre la oposición y el régimen. El país está cansado y nunca terminamos de recibir sorpresas, de la bajeza de lo que son capaces de llegar por hacer dinero entre unos y otros.

Por eso, sin la constitución de una JUNTA DE GOBIERNO, sin la creación de un verdadero y legítimo gobierno para Venezuela, la dictadura va a seguir fomentando las elecciones primarias de la oposición. Es la mejor forma de “certificar” la legalidad y transparencia del “mejor sistema electoral del mundo”, con el que siempre, a menos que no les convenga, gana el régimen.

Es verdad: en Venezuela todo lo han enredado. Todo lo que llevan a cabo el régimen y su oposición es para su propio beneficio, por sus propios negocios. Pero con la constitución de una JUNTA DE GOBIERNO, el régimen de Caracas se queda sin los monos que han venido comprando al detal, que están ayudando a Maduro a mantener la farsa, a seguir simulando que en Venezuela todo está bien y no está pasando nada de nada.

Invito a los venezolanos dentro y fuera de nuestra tierra sagrada a hacer contribución para deponer a los tiranos y levantar a Venezuela.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba