Venezuela

La revolución bolivariana  tiene dos caras una de hambre y otra de lujos

  Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

En Venezuela una cúpula chiquitica, vive a cuerpo de Rey, con todos los privilegios. Ostentan de forma grosera la abundancia económica, además no carecen de ningún servicio público, tienen lujosas y acreditadas clínicas para su salud, dígame los militares, bueno, ni hablar del peluquín, yates, wisky, todo lo que se dice 5 estrellas, entre otros privilegios.

Esa cúpula vive viajando a Europa, Asia, EEUU y todo cuanto paisaje le provoque, a costas de la miseria extrema de un 85 % del resto de la población, que sobrevive de manera infrahumana, peor que en la obra de Juan Rulfo “Es que somos muy pobres”.

En Venezuela, “Los de Abajo”, como decía el novelista mexicano Mariano Azuela, cada día sobreviven hombres, mujeres  y niños al sufrimiento de una vida llena de angustias por el hambre, por falta de medicinas, por falta de electricidad, de agua potable, porque no tienen servicios médicos y porque, para remate,  ahora el país se llenó de niños sin escuela, como decía el cantautor Alí Primera en los tiempos de la Cuarta.

Esa cúpula indolente, alcanza este 2 de Febrero los  25 años envilecidos en el poder, después de que eran provenientes de la pobreza y la negritud, que defienden de la boca para afuera. Por Dios son inmisericordes con la raza humana y a eso ellos tienen los bríos de llamarle Revolución Bolivariana.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba