CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Los bates quebrados

Yo realmente no entiendo cómo es que funcionan las relaciones diplomáticas entre Washington y Caracas.

Resulta que un buen día Gerardo Blyde y un nutrido grupo de bates quebrados de la política de lo que una vez fueron los partidos políticos en Venezuela, se sientan a negociar con el régimen. Sin que nadie, por cierto, le haya dado a ninguno de ellos ni el derecho ni mucho menos la autoridad para hablar en nombre de 30 y pico de millones de venezolanos regados por el mundo o encerrados en Venezuela.

Al tiempo, dicen haber llegado a una serie de “acuerdos”; “acuerdos” que se parecen más bien a “arreglos” entre bandas de pillos que otra cosa. Total: los mequetrefes que negocian como una supuesta oposición, convienen en bajarle la conflictividad al país y no hacer mención alguna a las necesidades y demandas de los venezolanos cautivos dentro del él, como consecuencia del gobierno más corrupto e ineficiente que pueda registrar la historia venezolana.

Prometen no hablar de los tremendos apagones que mantienen a oscuras a toda Venezuela, de los salarios y pensiones en bolívares para los jubilados y los trabajadores. Ignorar que el régimen se roba los combustibles para mandarlos a Cuba. Lo del regalo de millones de metros cuadrados de la tierra venezolana a las potencias más peligrosas del mundo, etc., etc., etc.

Y ellos, esos desgraciados, convienen en no decir ni pío, y en poner todo su ingenio para terminar de engatusar a los cuatro pendejos que todavía quedan en Venezuela, con la temeraria propuesta descabellada de llevar a cabo un proceso eleccionario en el que pretenden hacer creer que Maduro y su gentuza dejarían el poder a punta de votos.

Y entonces, como por arte de magia, otro día nos quieren hacer creer que el Departamento de Estado de la actual administración norteamericana hizo de fiador a ese par de grupos de delincuentes de altísima peligrosidad para ayudar a una nación que está hecha trizas.

Y que como Maduro adelantó sus trampas, para ponerle más picante a la cosa, el Departamento de Estado, este mes, en abril, saldrá a ejecutar la fianza por el no cumplimiento por parte del régimen venezolano; ya que no habilitó para las elecciones a María Corina, ni tampoco dejó que su sustituta le haga la segunda.

O sea, que el Departamento de Estado amenaza con reimponer las sanciones en contra del régimen de Caracas, porque el NARCO-RÉGIMEN no cumplió con lo que ofreció.

Me pregunto yo entonces: ¿Caracas piensa devolver a Alex Saab y a los narco-sobrinos de la pareja presidencial en ese caso?

¿La CHEVRON, la EXONMOBIL y el resto de las gigantescas empresas petroleras que hoy han conseguido triplicarle la producción de crudo al régimen de Venezuela, van a dejar de hacer lo que vienen haciendo para aquellos rufianes? ¡Ojalá que llueva café en el campo!

El asunto es que, curiosamente en estos mismos días, la justicia norteamericana reautoriza a todas las bolsas de valores de Estados Unidos para que vuelvan a operar con los BONOS PDVSA 2020. Los bonos chatarra, los Bonos de Chávez y sus enchufados, que fueron retirados de los mercados en este país por ser unos vulgares instrumentos de dedicación casi exclusiva para el lavado de dinero sucio y la recirculación de los recursos que son propiedad de la nación venezolana. ¡No entiendo!

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba