Economía

Padres venezolanos no tienen para comprar el Niño Jesús de sus hijos esta Navidad

Úrsula Montenegro / Venezuela RED Informativa.us

A apenas horas para la Navidad, cuando tradicionalmente se suele regalar juguetes a los pequeños de la casa, las ventas en los establecimientos del centro de Barcelona, Estado Anzoátegui, no han cumplido las expectativas de la temporada.

Pese a la cantidad de artículos que se exhiben en los locales, la mayoría de los comerciantes coincidieron en que son más los ciudadanos que averiguan los precios, que los que compran.

“No parece diciembre. Muchas personas preguntan por los juguetes, pero no tienen el poder adquisitivo de hace años. Calculo que las ventas han bajado 60% en comparación con años anteriores. A estas alturas, antes no podía dejar pasar a nadie libremente al local, de lo full que se ponía”, comentó Marian Ferrer, encargada de Cosméticos Teresita, ubicado en la calle Bolívar del Casco Histórico.

Allí los precios de los monopatines, uno de los objetos más demandados, varían desde $20 el más sencillo, hasta $40 y $50 los que son de baterías. Mientras que los patines lineales son ofrecidos en $40.

Sin embargo, Ferrer mencionó que expendían regalos que se ajustaban al bolsillo de los clientes como, por ejemplo muñecas y legos en $5 cada uno; pelota pequeña de fútbol en $6, coches en $20 y carritos montables en $22.

Descenso de las ventas

Nelly Sagan, una de las propietarias de un local que comercializa ropa y artículos para niños en el centro barcelonés, aseguró que el año pasado obtuvo mejores ventas, pese a que continuaba la pandemia con más fuerza, que en esta temporada.

“Todavía estamos esperando al Niño Jesús. No es para nada lo que aspirábamos. Este año los precios están incluso más baratos que el año pasado cuando, por ejemplo, el monopatín costaba $20 y $25 y ahora se ubica en $18”, señaló.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba