CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

¡Venezuela chin lu!

Mientras casi toda Venezuela está sin electricidad. Mientras varios estados del Centro incluso llevan días seguidos sin luz. En los pocos lugares del país donde viene y se va a cada rato, la falta de tensión y las alzas del voltaje han acabado con las neveras, los airecitos, los abanicos y las cafeteras de los venezolanos, el estúpido de Nicolás Maduro habla de poner a un chavista en la Luna. Proponemos como candidatos a ese viaje al propio Maduro, Padrino, Diosdado, los Rodríguez y los Tarecks.

Maduro, sabrosito de vacaciones en China, no hace otra cosa que no sea mamarle gallo a todo un país que marcha indefectiblemente hacia una oscurana total. Los generadores acabados y las líneas destruidas de la alta tensión que vienen del Guri están por colapsar.

Y eso se sabe, y se ha dicho hasta el cansancio. Hasta el mismo presidente de FEDECÁMARAS, operador del régimen y con las mismas malas mañas en el trato violento que los gorilas de la revolución con sus mujeres, le ha propuesto al régimen hacer “algo” con el tema eléctrico nacional. Porque todo el mundo sabe, adentro y afuera, y entre todos esos bandidos y entre los aguantadores de la oposición, que en cualquier momento Venezuela entera se queda sin luz en medio de las elecciones opositoras.

Y entre tanto, mientras todo el país lentamente llega al “modo oscuro”, quienes deben salir a armar la de San Quintín solo «peroratean» sobre las estupideces de los próximos astronautas venezolanos enviados por los chinos de paseo a la Luna.

La Habana piensa por Caracas. Desde la isla-sin-luz-eléctrica se construyen los distractores de las tonterías que suelta el «Superbigote». “Burradas”, que son puestas a correr para que cuatro o cinco espabilaos se centren y reproduzcan lo que no es. Se pongan a repetir a una parte importante del país, sobre cualquier otro asunto que no sea la gravedad de una Venezuela, a media cuadra de quedar sin electricidad completamente.

Pero, ni la CHEVRON ni la EXXON MOVIL, ni Juan González, ni el Departamento de Estado pueden reír las gracias a los bates quebraos de costumbre. Hablo de esa fauna incompetente y ladrona de militares que han saqueado y continúan saqueando al sistema eléctrico de Venezuela. Porque, en buen chino: ¡si no hay lu, tampoco se puele sacal petóleo! Estas empresas petroleras ni el Departamento de Estado no saben que con malandros ni a misa.

Hasta para robarse los recursos del país, estos rufianes deben tener a Venezuela con electricidad. Son tan poco prácticos que juegan a tierra arrasada. A matar día tras día a las gallinas que les producen los huevos de oro.

Porque no les importa nada de nada. Se llevan por delante a quien sea y a lo que sea, con tal de llenarse los bolsillos con todo aquello que no es de ellos, aunque a la larga les pueda perjudicar. ¡Son increíbles!

El grado de maldad con que funcionan como dueños del poder les convierte en completos ciegos. Si no les interesan sus propios negocios, ¿Cómo se puede esperar que sientan un mínimo de compromiso con la gente que, inclusive, aún les puedan creer sus mentiras?

Por eso: ¡Dios, Venezuela Libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba