CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Aquel vals, aquel bolero

Increíble, pero cierto. Aunque usted no lo crea. Varias encuestas a las que hemos tenido acceso, que privilegian las preferencias y no la intención de ir a votar, están colocando como ganador al colombiano que trata de repetirse por seis años más en Miraflores

Por encima de lo que tiene la oposición falsaria, es decir, de lo que hay, Maduro está punteando como triunfador en la próxima estafa del 28 de julio.

Y lo que más conmueve, lo que da aún más arrechera todavía, es que está arriba,. Es decir, sería la primera vez desde hace más de veinte años de fraudes electorales, que el régimen se alzaría con los
votos de quienes se decidan ir a votar ese domingo.

Porque lo que tiene la oposición electorera venezolana es un señor, seguramente muy decente y honorable, pero totalmente desconectado del país, de la realidad nacional y de cualquier aproximación posible y práctica para salir del régimen gansteril que controla a Venezuela.

Sacado de una oficina de la Casa Amarilla y de varias embajadas venezolanas, el «Diógenes Escalante del siglo XXI» parece que fue buscado con pinzas, tanto por el régimen como por sus “muchachos” de la oposición electorera de un sombrero en las negociación en Barbados. Todo indica que lo sacaron de las
páginas de un libro de historia de Venezuela de cuarto año de bachillerato.

Y lo mismo que le ocurrió al caballo de Isaías Medina Angarita en el año 1945, “eso” no sirve para lo que se quiere. González no sirve para lo que se requiere. Edmundo no opera, no es capaz de funcionar, en la dimensión real de lo que necesita el país. No trae nada que satisfaga las necesidades verdaderas de una Venezuela repetidamente violada, vejada, con su gente en desbandada por medio mundo, sin luz eléctrica en pleno siglo XXI, recibiendo sueldos y pensiones de hambre en bolívares y sin asistencia
humana de ningún tipo.

Un país convertido en una gallera donde se apuestan los inmensos recursos de esta y las próximas generaciones de venezolanos por quienes controlan todas las instituciones y todo el aparato del estado. Por eso, nadie en su sano juicio puede salir a votar por un hombre decente, educado y conciliador, seguro que sí. Que no fuma, no bebe, no pronuncia malas palabras, ni se le conocen queridas ni muchachos regados; perfecto, que baila bolero, vals y contradanza del siglo XIX. Que es muy buena persona y gran amigo de sus amigos.

Porque, con toda seguridad todas esas cualidades y virtudes suman para que un individuo entre directo al Cielo. Pero no dan para acabar con unos rufianes y criminales que mantienen en peligro de extinción a la
totalidad de la nación venezolana. ¡No me jodas!

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba