El Fogón de la Editora

DONALD TRUMP DEBE REGRESAR A LA CASA BLANCA

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Definitivamente, ¡hay que nacer con cara e’ tabla! Para el señor Juan Fernández del Departamento de Estado de este país, en la realización de “elecciones libres y justas” presidenciales en Venezuela no importa el candidato; “…lo que interesa es el proceso”.

En dos platos: ¡María Corina, no te vistas, porque Maduro decidió que tú no vas! ¡Así, con todas sus letras!

Lo cual también puede ser interpretado como: mientras más pronto y rápido se lleve a cabo el siguiente fraude electoral del siglo XXI en la Venezuela de la revolución bolivariana, mejor. Así pues que para el pueblo venezolano mientras más rápido abra bien grande la bocota, no se altere, porque le tapen la nariz, y se deje meter la cucharadota del jarabe bien maluco para que le resbalen las trampas electorales sin decir ni pío, mucho mejor.

De esa manera, todos los “comprometidos” en este nuevo tipo de democracia que tanto distingue a países como Cuba, Nicaragua, Guyana, China, Rusia, Irán y pare usted de enumerar, mientras más ligerito se pueda regresar a la “tranquilidad” con que sueñan las cancillerías cómplices de las gigantescas empresas transnacionales que se están cogiendo y repartiendo los enormes recursos del pueblo de Venezuela con la tiraría de Miraflores, más que mejor.

Total que las “precisiones” que lleva a cabo el señor Fernández, parecieran ser el famoso “hasta el final” de María Corina. Al mejor estilo de la democracia de la cuarta: ¡reina muerta, payaso puesto! ¡Bien bonito vale!

La confianza que pone el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América es “increíble”. Esa “confianza” descansa, sin temor a equivocarnos, en la fe cómplice sobre un sistema de perpetuación del fraude y de los ilícitos electorales suficientemente documentados como para que nadie piense, que nadie pueda, ni en esta oportunidad ni en los procesos comiciales anteriores, ni nunca, funcionar para otra cosa que no sea para mantener al régimen de criminales de la política que saquean a Venezuela de manera indefinida, con solo una capita aguada de democracia encima, para meter la coba.

Y el gobierno de América no piensa hacer absolutamente nada para que, nuevamente, eso no vuelva a ocurrir. Total: es de tontos pensar que estos y aquellos no están metidos en el mismo relajo.

América necesita lavarse el rostro con una democracia real que apoye y respete las libertades y las causas justas y nobles que existen, y que deben preservarse en este hemisferio.

Sin lugar a duda, ¡América necesita que Donald Trump regrese a la Casa Blanca!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba