El Fogón de la Editora

ESTOY EN SHOCK

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Uno no entiende. Venezuela está patas «parriba». La gente está mal, muy mal. Allá poquísimas familias tendrán algo parecido a navidades este año.

¡De hallacas, pernil y pan de jamón: cero! Una que otra cervecita y pare usted de contar. El ponche ya no será de Eleodoro. Si acaso flan aguao con ron, azúcar y cocina con electricidad a ratos y a gas cuando aparezca.

Y entonces uno ve por las redes las colas que se hacen para el concierto de Romeo Santos en Caracas. Un espectáculo que cuesta cada localidad un ojo de la cara. Y la gente tranquila, relajada: espera a que salga el señor sobre las cinco de la mañana finalmente para cantar, y todo el mundo a rumbear.

Esa no es Venezuela. Al menos esa no es la Venezuela que yo sé que hay ahora. La que mayoritariamente existe en este momento. La de mi familia y la de los amigos de mis amigos. La Venezuela que está más pelada que talón de lavandera. La Venezuela que no tiene nada de nada, y que apenas sobrevive con lo que gana en bolívares y le toca pagar en dólares.

Venezuela es hoy algo así como una cebolla. Unos pocos disfrutan con dinero que nadie sabe de dónde sacan, otros viven de lo poco que logran juntar y las grandes mayorías casi que de los desechos, de lo que alguna vez tuvieron y de lo que enviamos al país 8.5 millones de venezolanos.

Allá en Venezuela nada produce sorpresa. Desde la liberación de Alex Saab por parte de la administración federal de Joe Biden, hasta el concierto a reventar de Romeo Santos, todo puede pasar ¡Por eso es que yo estoy en shock!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba