CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Joe Biden y las pandillas de Cuba y Venezuela

El régimen de Caracas exagera hasta la ridiculez buscando y haciendo presos a un puñado de amas de casa que hacen política con María Corina.

Ahora le toca el turno a ellas capotear el salvajismo de una dictadura que ha arrastrado a toda Venezuela a lo más negro y sórdido de la pesadilla que fue el siglo XIX en nuestro país.

Para mí, los bellacos del régimen de Cuba junto con los ineptos bolivarianos se ponen nuevamente de acuerdo en el desarrollo de nuevas escenas malvadas. Mujeres indefensas, pegando gritos de auxilio, son arrastradas por las greñas por asesinos del SEBIN, en un nuevo intento de disfrazar lo que es imposible de ocultar.

Una mayor y más estrepitosa caída de las más mínimas condiciones de calidad de vida en la Venezuela sin luz y a oscuras, resulta ser algo que tiene que ser tapado con imaginarias conspiraciones supuestamente fraguadas por cuatro gatos a punta de cortaúñas.

El país, Venezuela, es ya solo una ruina colectiva. Venezuela llegó a los extremos de la miseria cubana. Es imposible parapetear el desastre colectivo de la calidad de vida nacional.

Lo único que le resta a la dictadura consiste en corretear y despelucar a unas cuantas damas y caballeros que están prestados a la política y respaldan a María Corina. Todo, pero todo, en un intento fallido y muy deslucido de tratar de cambiar el ángulo de la profunda tragedia nacional que viven millones de venezolanos atrapados en Venezuela.

El régimen, pelo a pelo, prefiere enseñar a sus matones del SEBIN llevándose empujada a una dama que pide auxilio, y por favor, para que la gente se desenfoque de unos apagones nacionales que ya pasan de las 16 horas diarias todos los día, en todos los rincones del país.

Y a ese intento, a la demostración de la cara más siniestra del NARCO-RÉGIMEN venezolano, hay que sumarle el esfuerzo por distraer la atención mundial sobre lo que ya pinta ser un desbordamiento popular en Santiago de Cuba.

En el negocio de la política, por regla general, dos más dos siguen dando cuatro…

Porque, ¿qué daño real le puede significar al régimen de Miraflores un grupo de individuos sin experiencia política alguna, ni mucho menos subversiva, para la seguridad de su payasada electoral del 28 de julio?

Con las ventajas y las plenas certezas que le ofrece al régimen el “mejor sistema electoral del mundo”, junto con las maquinas Indra-Smarmatic trampeadas por la Casa, no hace falta la aparición fantasmal del padre del colombiano asegurándole el triunfo en el siguiente fraude electoral convocado por el CNE.

Además, allá está CHEVRON, siempre confiable. La “nueva” PDVSA ha levantado la producción cerca de 1.8 millones de barriles de crudo. Todos, toditos, para el fortalecimiento financiero del régimen y de sus facinerosos.

Todo ello, por cierto, cortesía de la administración del señor Joe Biden y de su Departamento de Estado, que han hecho un enorme esfuerzo por reproducir el Plan Marshal, solo que adecuándolo a una sucia versión bolivariana que le funciona a las mil maravillas a la dictadura de Caracas. Joe Biden debería sacudirse a las pandillas de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba