CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

La captura de Maduro y sus secuaces

Para deshacernos del régimen que controla a Venezuela necesitamos apoyo; y con eso lograremos sacar del país a Maduro, a Diosdado, a Padrino y a tantos pillos apoyados por los países más sórdidos e inescrupulosos del planeta.

Que le demos un parao al relajo que se traen con el petróleo y con el gas que venden como cosa robada al precio que sea y que cobran en efectivo sin ningún control, y se reparten el botín con la CHEVRON. Y la rebatiña que llevan dos décadas dándole sobre todas las riquezas mineras que le arrancan a nuestra tierra, que son de todos los venezolanos; pero que nada más un pequeñísimo puñado de delincuentes nacionales e internacionales se cogen. Que exploten con las condiciones salariales más miserables, habidas y por haber, a todos nuestros trabajadores y pensionados, que cobran en una moneda que no vale nada, y todo lo tienen que comprar con poderosos dólares.

Debemos entender que la recuperación de Venezuela como un ejercicio, como un esfuerzo de 24 horas diarias, tiene que ser un asunto compartido por todos aquellos que estemos afuera y los que están adentro. Por todos aquellos que no estemos metidos en todo este desbarajuste.

Porque nos llegó la hora de salir de nuestra adolescencia política, de las marchas sin contenido y de las tarimas con artistas mentándole la madre a Maduro. ¡Eso no sirve para lo que queremos!

Con el cogollo de una oposición electorera propiedad del régimen, solo estamos haciendo bochinche, como decía el Generalísimo. Comedia para que el régimen haga creer que en Venezuela existe una democracia variopinta. Y eso, ¡eso no es verdad!

¡Es hora de madurar como sociedad! ¡Es el momento de crecer como nación! Continuar discutiendo si Benjamín Rausseo está puesto por el régimen como un pote de humo, o si María Corina se lanzará o no a las primarias usando al CNE que tan “amablemente” pone a su disposición el régimen, no saca a Maduro del poder. No mejora en nada las condiciones de vida de nuestra gente, allá, tragando penas en Venezuela. Tampoco evita ni restringe que todos estos facinerosos continúen llenándose los bolsillos con todo aquello que no es de ellos, que es de todo un país.

Estamos cerca de conformar un Gobierno de Transición, un gabinete de sombra, un aparato que articule las acciones internas y externas para recuperar la soberanía en nuestro país. Necesitamos contar otra vez con un amigo, un buen amigo, un amigo leal, un país poderoso y realmente preocupado por todo aquello que unos cuantos gobiernos dedicados al mal y a hacer daño, que son uña y mugre de la porquería del socialismo del siglo XXI en Venezuela, está llevando a cabo sobre una nación indefensa y desarmada. Necesitamos que se cumpla la sentencia del TSJ legitimo en el exilio y la orden de captura que ordenó el Departamento de Justica de EE.UU. conta Nicolás Maduro y su cartel.

Por eso vamos un grupo de lideres latinoamericanos a Washington. Por eso estamos en la búsqueda de los mejores. Por eso tenemos que convencer a los senadores y representantes este Gran Pueblo, que deben hacer lo correcto. Porque allá, en Venezuela, la lucha es por la libertad y la recuperación de la vida decente de millones de personas. ¡Y eso, eso no es un chiste!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba