Internacional

Piden al TSJ en el exilio la nulidad del “Memorándum de Entendimiento”

Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us

Un grupo de venezolanos encabezados por la abogado Adriana Vigilanza, presentaron un Amparo, ante la Sala Constitucional del TSJ en el exilio, reclamando su derecho a la participación política y la consiguiente nulidad del “Memorándum de Entendimiento”, firmado el 15 de agosto de 2021, en la ciudad de México, en el que un emisario del régimen de Maduro dice representar al «gobierno de la República Bolivariana de Venezuela» y un grupo denominado «Plataforma Unitaria» se atribuyó, «ilegal e ilegítimamente», la representación de la oposición venezolana.

El recurso fue presentado este sábado ante el Tribunal Supremo de Justicia, que opera en el exilio, al cual consideran la única institución legítima, pues sus Magistrados fueron designados por un periodo de 12 años, por la Asamblea Nacional venezolana electa en 2015.

En el Amparo alegan, que su derecho a la participación política no puede verse supeditado a que a Maduro se le permita abrir Consulados en los países que lo han desconocido, ni a que se les exija contar con residencia “legal” en el país donde habitan.

Con ambas circunstancias han sido amenazados por los Rectores del Consejo Nacional Electoral, que designó la Asamblea Nacional que resultó en las elecciones fraudulentas de diciembre de 2020 y que fueron desconocidas por más de 37 partidos políticos de oposición, incluyendo al partido de Juan Guaidó y a un elevado grupo de países, incluido Estados Unidos.

En el recurso también solicitan al alto Tribunal en el exilio, que designe un ente electoral ad-hoc, que ofrezca “confianza a los venezolanos”, y asuma la competencia reglamentaria, para la organización de las elecciones o consultas electorales, toda vez que considera al actual CNE, un ente fraudulento.

Este grupo de venezolanos tiene la convicción de que unas elecciones presidenciales en 2024, con el CNE ilícito que actualmente opera en Venezuela, sería un gran revés a la dura lucha, que ha librado el pueblo venezolano, para restaurar la democracia. “De un ente fraudulento no puede surgir una institución legítima”, alegan.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: