CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Presidente reposero, esquirol y atracador

También, en materia laboral, el régimen del presidente reposero ha significado un tremendo retorno hacia la prehistoria de los derechos alcanzados por los trabajadores en Venezuela.

Encima de haber destruido todo lo que toca, la contratación colectiva, la retroactividad de los derechos y el salario justo en el país han sido pisoteados por estos bandidos socialistas del siglo XXI. Todos los logros y alcances que había acumulado el trabajador venezolano tras más de un siglo de luchas; todo beneficio laboral, por pequeño que este haya sido, estos esquiroles lo han acabado. Se los han robado; como todas las riquezas y recursos con que cuenta el país.

El país laboral, lo poco que pueda quedar que no esté enterrado en la economía informal, está más desprotegido que nunca antes en la historia de Venezuela. Como en la Unión Soviética de Stalin o como en la Cuba de los Castro, los trabajadores en Venezuela pasaron de ser individuos con derechos a semiesclavos frente a una estructura delincuencial explotadora y de un sector privado que le ríe las gracias porque le conviene a sus bolsillos.

El “presidente reposero, esquirol y atracador”, quien nunca ni supo ni conoció lo que significa el trabajo de una persona honrada, junto con sus compinches sindicaleros fracasados de toda la vida, lograron asaltarle a los trabajadores, pensionados y jubilados del país no solo sus más preciados derechos laborales, sino también su dignidad como empleados.

Mi hermana Yolanda, editora de www.venezuelaredinformativa.us ya lo decía en uno de sus artículos: el sistema de cajas de ahorro en Venezuela, que alguna vez fue la alcancía del trabajador venezolano, ha sido canjeado por una mísera caja CLAP, juntada por el pillo de Alex Saab.

Por eso, ¿qué les queda a todos esos mafiosos? ¿Qué otra cosa le pueden mostrar al país que trabaja por salarios y jubilaciones en forma y valor de chapas de botellas de cerveza?

¡Pues salir a tratar de endosar a otro sus fracasos criminales! Bien bueno: el muerto de la destrucción de la clase trabajadora venezolana hay que cargárselo, según ellos, al imperialismo.

Pero ahora por parte de la Venezuela que trabaja, que cobra en bolívares y que todo lo tiene que pagar en dólares que China, Rusia, Irán y hasta la tiranía castrista de Cuba, que son unos nefastos imperios que, por donde quiera que pasan, solo dejan ruina, dolor y mucha muchísima miseria.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba