Venezuela

Presos políticos recluidos en Yare II temen por sus vidas tras recibir golpiza

  Glenda Romero / Venezuela RED Informativa.us 

Los presos políticos Darwin Urdaneta, Luis González y los hermanos Juan y Daniel Zambrano Arias,  fueron detenidos por  estar involucrados en presuntos  planes de conspiración en contra el régimen de Maduro. hoy están recluidos en la cárcel Yare II del estado Miranda y  temen por sus vidas,  tras haber recibido una golpiza, por parte de otros detenidos el lunes 29 de enero.

Ellos aseguran que los golpes que recibieron fue bajo con el consentimiento del director del penal, Robert Cabeza. Uno de los detenidos, Luis González grabó un video y  responsabiliza de su integridad a la ministra de Asuntos Penitenciarios, Celsa Bautista; al fiscal Tarek William Saab; y a Maduro.

«Fui víctima de un amedrentamiento por parte de unos presos que se hacen llamar funcionarios; llegaron en cambote a amenazarme a mí y al sargento mayor Darwin Urdaneta y llegaron a golpearnos con tubos». González asegura que fue golpeado en el ojo.

Luis González es sargento segundo de la Guardia Nacional y está preso desde el año 2021, acusado de un supuesto atentado contra una iglesia del diputado Javier Bertucci.

En 2019, González  apoyó el intento de Juan Guaidó de ingresar ayuda humanitaria desde Colombia a Venezuela, luego regresó al país por una enfermedad de su madre y fue detenido por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Darwin Urdaneta, sargento mayor de Tercera (GN)  fue detenido en 2020 por estar presuntamente vinculado al «espía americano», Matthew Heath, a quien  acusaron de realizar espionaje y desestabilización en el país en el servicio eléctrico y petrolero. Fue acusado de traición a la patria. Sus familiares han denunciado, que varias veces ha sido sometido a torturas.

Los hermanos Juan y Daniel Zambrano Arias están detenidos desde 2021 por estar involucrados en un plan de conspiración. Juan Nahir es una persona que tiene una condición del espectro autista y su «edad mental es de 12 años»,lo que le hace imputable. Su familia ha denunciado varias veces, que han sido objeto de  torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba