El Fogón de la Editora

QUEDÓ MADURO

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Pasan los meses, incluso los años, y Venezuela y el resto mundo aceptan cada vez más al régimen de Maduro. Después de que los “vamos bien” se parrandearon todos los reales, apoyos y reconocimientos de los países del planeta que realmente vale la pena, ahora todo se empieza a voltear.

¿Qué es lo que falta? ¿Aceptemos dentro y fuera del país que Maduro no hizo trampas para “ganar” las elecciones de 2013 y volvió a hacerlas otra vez para mantenerse en el poder en los comicios de 2019? ¿En Venezuela nunca pasó nada, todo fue un malentendido?

Yo no soy política, soy una educadora y una comunicadora. Provengo de una familia de políticos pero, sobre todo, me precio de ser una mujer inteligente. Y en todo este largo cuento de Guaidó, las negociaciones en México, las necesidades de petróleo de mi país de adopción y la mano pelúa del gobierno cubano, falta un buen pedazo.

O sea: ¿con quitarle el cargo a Juan Guaidó de la presidencia interina, se está resolviendo definitivamente la condición de ilegal y de usurpador que tiene el régimen de Nicolás Maduro? Digo, ¿ya no hay usurpación? ¿Se murió el perro y se acabó la rabia? ¡Pues no!

Todo sigue igual. Nada ha cambiado: un colombiano que se ha robado dos veces las elecciones en Venezuela sigue dándoselas de presidente y, lo peor del caso, es que el año que viene va por la tercera.

La Asamblea Nacional que le hizo creer al país que por legitima y por legal sería eterna, despide a Guaidó y Venezuela se queda con un supuesto presidente ilegal e ilegitimo; porque el muchacho y sus más íntimos amigos se cogieron la plata de las ayudas humanitarias, se rasparon a Monómeros y se robaron los reales que les dieron para recuperar a Venezuela.

Entonces la “castigada” resulta ser Venezuela. Quien paga el plato roto es el país. Nos tenemos que aguantar y calar a Maduro por cuantas veces él y sus rufianes decidan repetir en el poder. ¡No me fuñas, vale!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba