CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Si la Virgen de Fátima pensara

Las algunas veces potentes sanciones de la Administración Trump que buscaban arrodillar a las mafias que gobiernan a Venezuela cada vez más son letra muerta. Gracias al esfuerzo de un verdadero miserable, un individuo sin patria y sin vergüenza alguna como resultó ser Gerardo Blyde para todos los venezolanos decentes. Maduro y sus rufianes día a día son más libres para continuar su trabajo de acabar con nuestro país como les dé la gana.

Las “facilidades” que le ofrecen al régimen Chevron y 15 de las más poderosas empresas de servicios petroleros del mundo, hoy dedicadas a sustituir completamente a PDVSA para la producción y comercialización de los hidrocarburos venezolanos, han recuperado la producción nacional. A ello sume la incorporación efectiva de colosos como la TOTAL francesa, la EMI italiana y la REPSOL española en la piñata petrolera y gasífera nacional.

Y ahora, gracias a la “normalización, convivencia y aceptación de la dictadura de Nicolás Maduro frente al mundo”, los hampones de Miraflores empiezan a echarle manos a los reales que la república tenía congelados en varios bancos del mundo occidental.

Así, y por cortesía del gobierno del Portugal, el mismo de aquel escándalo de los cientos de kilos de perniles podridos colocados a la PDVAL de la joyita de Rafael Ramírez, el Novo Bank de Lisboa le libera al NARCO-RÉGIMEN mil quinientos millones de dólares que tenían represados. Suponemos que con sus respectivas disculpas por la demora en el reembolso. Mil quinientos millones de dólares para la campaña electoral del PSUV.

Si la Virgen de Fátima pensara: ¿qué puede pensar, qué puede sentir la gran mayoría de la comunidad portuguesa-venezolana que nos ayudó por décadas a construir este país, sobre la “amabilidad” demostrada por el gobierno de Lisboa para con la NARCODICTADURA, que ellos conocen perfectamente bien cómo funciona, cómo es su modus operandi?

El triángulo compuesto por La narcocracia-Gerardo Blyde con los Negociadores de los Tacos y el Departamento de Estado resultó ser una poderosísima máquina de acuerdos y de “buenos” negocios, lubricados con el crudo que el régimen le roba a los venezolanos. ¡Y esa máquina funciona! ¡Y funciona muy bien! A las mil maravillas, pero solo para los malos; solo para ellos. Mientras, los niños en Venezuela nada más logran hacer una comida al día. Se desmayan a media mañana en sus salones de clases por hambre y cada vez más muestran más y más dramáticos cuadros de raquitismo.

Mientras, el país de cualquier tipo se está derritiendo entre los dedos de un pequeño grupito de rufianes del régimen, las narcofuerzas armadas y sus zánganos enchufados.

Mientras, la presión que alguna vez ejerció el mundo sobre el colombiano Maduro para el cese de la usurpación solo ya existe en la imaginación de los discursos de Jorge Rodríguez.

Venezuela y sus venezolanos nuevamente hemos sido timados y estafados por individuos de doble moral. Personajes bien vestidos que dicen creer y practicar la democracia, pero que en verdad no les importa ni un poquito la vida humana. Mucho menos la extinción de la plaga que ha dejado en ruinas a nuestro país.

Con lo que hay, con quienes están ahora en control del mundo occidental solo cuenta Blyde, Maduro, Diosdado y el resto de los eslabones de la cadena de lo feo que explota a Venezuela.

Hasta nuevo aviso, el pueblo venezolano solo tiene al pueblo venezolano arrecho. ¡Nada más! Por eso: ¡Dios, Venezuela libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba