CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Valores Venezolanos: Presentamos al ingeniero Tito López Curto

Venezuela no colapsó por falta de talentos. Nuestro país se vino abajo porque un puñado de facinerosos lo exprimió hasta sacarle el jugo; y luego Chávez con sus bandas lo terminó de secar.

Los últimos 20 años del siglo pasado no fueron los buenos ni mucho menos los mejores que vivió el país; a menos que comparemos aquello con el desastre que Venezuela y la gran mayoría de los venezolanos vivimos hoy en día.

Tito López, nuestro VALOR de esta semana, viene del esfuerzo para la energización de la Venezuela que por generaciones no paró de construir fuentes de electricidad. Perdidos en el tiempo, un grupo de venezolanos que soñaron con arrancarle la bravura al río Caroní y así encender las luces y darle electricidad a todo un país que llevaba siglos a punta de cabos de velas y chompines; y después, una que otra planta eléctrica,

De la parroquia San José, en la Caracas de los años 60, a CADAFE, CANALIZACIONES y PDVSA, Tito López se pasea por la hidrología y por los caminos de agua de un país que llegó a estar totalmente interconectado, hasta en sus más remotos rincones.

Formado y capacitado en Venezuela, Estados Unidos y en Italia, es uno de los venezolanos que sabe dónde, cómo y porqué falla, se cae o medio funciona el actual servicio eléctrico nacional.

¡La electricidad y el sistema eléctrico venezolano es su pateadero! Tito López Curto es un referente en electricidad; para muchos, y para mí, casi que se las sabe todas. Desde la distancia me imagino que solo tiene que cerrar sus ojos para seguir la pista a los tendidos, a las miles de torres, a los cables, a las repetidoras y a todos los aparatos que una vez le dieron fuerza a toda Venezuela.

Sabe del Guri porque lo conoce por dentro. Sabe del reaprovechamiento de las aguas que se transforman en potencia nuevamente. Simple: porque estuvo ahí, cogiendo sol y embarrándose de concreto cuando el país estaba en pleno crecimiento.

Ha sido asesor, consultor, experto; y también fue gerente del proyecto San Cristóbal en Pariaguán. Al poco tiempo logró producir un tipo de petróleo: Merey 16. Pero Mauro se lo regaló a los hindúes, pero López Curso renunció. De esos que el régimen ni llama, ni atiende, ni escucha, ni utiliza para recuperar en algo la calidad perdida de vida del venezolano del siglo XXI. Por una simple razón: al régimen no le importan ni Venezuela ni los venezolanos. ¡Para todos ellos nuestro país es solo un enorme botín que hay que repartir entre solo unos pocos!

Tito López es del tipo de venezolano que nunca podrá estar en la reserva. Posee un talento, una experticia y una sensibilidad social única.

Tito López es un activo de conocimientos, experiencias y gerencia que tiene la capacidad de convocar a los mejores, estén estos en donde estén. Porque él, junto con un equipo multidisciplinario de venezolanos y extranjeros comprometidos, tiene y sabe cómo recuperar el sistema eléctrico de Venezuela, una vez que nos deshagamos de estos ladrones de esquina que tienen asaltado a todo nuestro pueblo.

El ingeniero Tito López forma parte de esta galería de ilustres y expertos de la Resistencia con la que cuenta Venezuela.

El ingeniero Tito López Curto forma parte de la Resistencia con que cuenta Venezuela

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba