CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Venezuela, colonia del Departamento de Estado de EE.UU.

Para el poderoso Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica el sufrimiento y la ruina del pueblo venezolano quedó para hacer chistes.

Tienen un trato preferente, deferente y muy especial para los rufianes del régimen de Caracas, quienes son unos hampones asociados con los peores enemigos de este gran país.

Y tienen otro completamente distinto para aquellos pobres diablos que se pudren en los campamentos de refugiados regados por Centroamérica Made In USA, que han escapado del infierno del siglo XXI con la esperanza de refugiarse en este país.

¡Poderoso caballero don Petróleo!, diría el viejo Francisco de Quevedo. Y nuevamente nos lo vuelven a repetir: no hay ni habrá restricción alguna. Tanto BP como otros tantos de los gigantes de la industria de los hidrocarburos mundiales, reciben licencias de la OFAC (Oficina de Control Extranjero del Departamento del Tesoro de EE.UU.), para “hacer lo quieran” con el subsuelo venezolano. ¡Temporada de cacería señores! Qué arrechera. De esta forma asesinan a PDVSA y por otro lado rematan a la Citgo el 15 de julio.

Venezuela está en remate como mercancía robada. Maduro y sus chulos montaron una tienda de garaje a cielo abierto con todo nuestro país. Por cierto, con la bendición y el permiso de quienes alguna vez supusimos nos ayudarían a recuperar nuestra calidad de vida robada y nuestras libertades pisoteadas como nación. ¡Nos equivocamos!

Sin una autoridad como el Parlamento Libertador de la Resistencia venezolana en el exilio que patalee y refunfuñe muy duro por todo lo que nos están haciendo, continuaremos bien jodidos como país. Por ello hemos asumido esa responsabilidad defendiendo el patrimonio nacional.

Pero las grandes potencias, los rufianes del régimen de Caracas, y los fulanos más sucios del mundo se están embolsillando a Venezuela. Todo ellos, como un solo bojote, ganan y ganan mientras insisten en que los venezolanos perdamos el tiempo solamente en elecciones, sin mirar más allá de la nariz de Cleopatra.

Por eso Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba