CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Venezuela, una provincia de Cuba

Mira Maduro: ¡déjate de payasadas! Venezuela ya tiene suficiente contigo, que eres un chiste malo. No sigas diciendo las mismas tonterías de tus patrones de Cuba.

El presidente Milei no está “acatando” ninguna orden de ningún imperio para tratar de sacar a flote al desastre en que han dejado tus “amiguitos” a Argentina.

Repites como un estúpido las mismas imbecilidades que vienen cacareando desde hace casi 70 años tus chulos de Cuba. Claro que ellos, los cubanos, por años solo fueron una asquerosa colonia de los soviéticos. Solo fueron un paradero de putas y ron para las tripulaciones de los submarinos soviéticos que tenían como “premio” de descanso las calles de La Habana. O los afectados por el desastre de Chernóbil en Ucrania que fueron a pasar sus últimos días entre playas y palmeras.

Como también luego de la caída del comunismo, Cuba se transformó, se reinventó, como les gusta decir a ustedes, en una sucia colonia de la droga y de los carteles del vicio de don Pablo Escobar. Hasta que Fidel se consiguió al mequetrefe de Chávez, a Venezuela en su mala hora y a todos los traidores que han convertido a nuestro país en una neocolonia cuya “metrópoli” se derrumba a pedazos y tiene que estar sostenida por “muletas” para no venirse abajo.

Maduro chico: ¡no seas tan imbécil vale! ¿Cómo se te ocurre decir a todo gañote que Venezuela no es una colonia, que Venezuela toma sus propias decisiones por cuenta propia y según sus intereses? No hables de la soga en la casa del ahorcado. O, ¿cómo es que es la cosa?: ¿Dime de qué alardeas y te diré de qué careces?

El miserable de Chávez, y un bojote de rufianes de la peor calaña, como tú, entregaron, rifaron a nuestro país a las potencias y fuerzas más sucias y retrasadas del planeta Tierra. Desmantelaron en poco menos de diez años con trampas electorales y mentiras mal dichas a un país independiente y soberano que se ganó a pulso y mucha sangre su libertad y su autonomía desde hacía más de 200 años.

Entre los bolsillos de todos ustedes hace añales que se perdió la patria. Lo que queda es de los chinos, de los rusos, de los iraníes y los inefables cubanos que todo lo controlan. Que en todos los guisos y pasteles están de asomados. Que dominan los procesos de identificación y hasta los electorales en nuestro país. Una furiosa dictadura que ya va para el siglo, que no hace elecciones limpias de ningún tipo en Cuba.

Y, ahora, como tapa del frasco. Para terminar de limpiar el piso con la dignidad nacional. Para dejar cada vez más claro que Venezuela es una rica colonia postrada dentro de los bolsillos de muchos sinvergüenzas a la vez, hasta el Departamento de Estado y la administración federal de este país ha sido invitada a la fiesta de hampones en que ustedes han convertido a Venezuela.

¡Como se ve que aquello no es tuyo Maduro! ¡Como se ve que no eres venezolano, miserable! A todo evento, y en concreto, ¡no continúes diciendo estupideces!

¡Ustedes han hecho de mi país, Venezuela, una vulgar colonia de malhechores!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba