CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

“Y va a caer… Y va a caer… Este gobierno va a caer”

Entra febrero y la inflación, junto con la pérdida real del valor del bolívar frente al dólar, continúa en Venezuela a “paso de vencedores”.

Excepto por el bochornoso asunto del invicto en el ranquin de los países más corruptos en todo el mundo, los medios en Venezuela quieren enseñar que no está pasando nada. Hasta los avispaos del G4 con su concurso de popularidad hacen silencio.

Un momento imposible, de no ser aprovechado por el régimen y por sus sanguijuelas que se mueven en las sombras, para siempre hacer de las suyas.

Y la verdad es que Venezuela es un volcán a punto de estallar, y que lo diga el choro colombiano cuando, de incognito con Cilia en el nuevo Stadium, recibió una monumental pita: “Y va a caer…Y va a caer… Este gobierno va a caer”. Lo cual se expresara en nuevas protestas, porque las grandes mayorías nacionales cada vez tienen que juntar más y más bolívares para pagar todo lo que compran en dólares.

El libro de Pompeo hace estragos, desenmascarando con total autoridad a los “vamos bien”, dejándolos como lo que realmente siempre han sido: una cuerdita de ladrones tropicales que se aprovecharon del sufrimiento de todo un país. Gente que no muestra mayor diferencia con el Tren de Aragua o el Tren de Miraflores o con alguna otra banda de pillos sindicados. Es decir, unos con traje y corbata, y otros con muchos tatuajes, pero dedicados a lo mismo.

En cambio, la administración Biden se felicita: ha logrado reducir el flujo de migrantes ilegales venezolanos que entran a este país. Eso sí: muy poca gente comenta sobre las condiciones de los campamentos de refugiados establecidos en México, Honduras y Panamá, en donde les pasa de todo a nuestra gente que está ahí recluida.

Ni hablar de las tremendas y humillantes condiciones de vida que padecen a diario los trabajadores en Venezuela, tanto públicos como privados, así como los pensionados y jubilados en nuestro país. Estemos claros: en esta hora difícil, pero esperanzadora, debemos recordar el ejemplo del Libertador, el de buscar los apoyos internacionales necesarios para que ese volcán a punto de estallar sea provechado a fin de salir de esta tragedia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba