El Fogón de la Editora

AUNQUE USTED NO LO CREA: EL NICOLASITO DE AQUÍ ES IGUAL AL NICOLAS DE ALLÁ

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

Un campanazo como el de hacer preso al hijo y a la nuera del presidente Petro de Colombia nos cae bien a todos. Nos ofrece un buen vaso de jugo de piña fresca a aquellos que creemos que las instituciones de nuestros países pueden y tienen la suficiente fuerza para funcionar decentemente.

Porque al fiscal general colombiano le importa poquísimo si el muchacho estaba vendiendo las influencias de su padre para pagar los giros de la casa o no. Para la justicia independiente de Colombia es hijo de Petro y resultó no ser otra cosa que un pillo y va preso. Después se averiguará y ya se verá si Gustavo Petro sigue diciendo en el futuro que él es quien quita y pone a los fiscales en Colombia.

Imposible no pensar en el hijo de Maduro, el tal «El Nicolasito», que hasta apodo de maleante le endilgaron. «El Nicolasito», que en la Venezuela del padre está en todos los guisos, se parece a aquella otra verdura que era el también hijo de Rafael Caldera durante su último gobierno. Estos “hijos” son capaces hasta de acabar con pueblos enteros, como el caso de Las Tejerías, en el estado Aragua de Venezuela. Inolvidable: El Nicolasito manda dinamitar los afluentes cercanos a esa población para sacar aún más níquel del que se puede, produciendo un océano de lodo y muertes en un buen pedazo de nuestro país luego de varios aguaceros.

Ni qué decir que al tal “El Nicolasito” no le salió ni una mancha, ni una espinilla en la cara. No fue él, no autorizó aquellas voladuras que llevaban a cabo con las empresas de los chinos, con los cuales hacía negocios. Pero por su culpa murió un gentío, otro mundo de personas perdió sus casas y enseres, pero allá no pasó nada.

Casualmente es al tal “El Nicolasito” a quien las más arrastradas casas de estudios del chavismo ignorante, le han concedido una chorrera de Doctorados Honoris Causa solo por ser el hijo del colombiano que hace de dictador en Venezuela. Además de contar con unos primitos políticos que detuvo la DEA, los juzgaron y condenaron tribunales muy serios de la justicia norteamericana, y la administración del señor Joe Biden se los canjeó al NARCO-RÉGIMEN de Venezuela por cinco rufianes de la CITGO-PDVSA venezolanos, pero con pasaportes norteamericanos.

Yo les ruego a todos los santos que protejan con su manto de piedad y justicia a nuestros hermanos colombianos. Gustavo Petro es un pichón de Maduro. Va detrás de lo mismo que su paisano de allá en Venezuela: destruir a Colombia.

Los “El Nicolasito” solo salen en países de alto riesgo como Venezuela; aunque acá, en Norteamérica, también tengamos uno.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba