El Fogón de la Editora

COMO LA «RADIO ROCHELA»: “NADA EN SERIO TODO EN BROMA”

Yolanda Medina Carrasco / Venezuela RED Informativa.us

A mí no me deja de asombrar, y también de indignar, el enorme y completo cinismo y desapego humano de la clase política venezolana actual para con su propia gente. La gran mayoría de los políticos en Venezuela ante el drama, ante la tragedia humana de millones y millones de venezolanos, uno ve que no salen de sus propios bolsillos. ¡Por cierto, de lado y lado!

Yo al menos no puedo hacer distingo alguno entre los “malos” y los supuestos “buenos”, que van para 25 años sin arrimar una sola al pueblo venezolano. Lavándose las manos sobre la tragedia que vive el venezolano; cargándole la culpa, que efectivamente tienen, y la responsabilidad, que es compartida, al régimen fraudulento de Caracas. Régimen que todos juntos se empeñan en tratar como si se fuese un gobierno democrático. Cuando no lo es.

Cuando han saqueado, robado y maltratado a una nación, a un país completo, y ellos, la oposición, siempre esperando que unas elecciones limpias y justas le componga la vida a la gente.

Porque resulta insólito. Es simplemente enloquecedor que políticos, analistas y gente que tiene poder a muchos niveles en Venezuela, solo manejen como único tema el de los inhabilitados, las inhabilitaciones y las elecciones que, como siempre, se llevarán a cabo en el país con resultados totalmente esperados.

Chico, ¿alguno de ellos realmente vive y sufre en Venezuela? ¿Todos tienen luz, agua corriente, acceso a la salud pública, no tienen que hacer largar colas para repostar combustible y sus viejos y amigos trabajadores reciben sus pensiones y sus sueldos en dólares suficientes con que pagar la canasta básica en Venezuela?

Mira, no me suena. Los enchufados, pegados al régimen, gobierneros y muchos otros más que son unos manganzones, disfrutan de otras fuentes de ingresos. Otras entradas. Les llevarán la gasolina a sus casas. Tendrán plantas eléctricas que se dispararan a cada rato, cuando se va la luz. Se harán sus chequeos médicos en Trinidad & Tobago y disfrutarán de los mejores bienes y servicios con que cuenta un país en ruinas, solo para aquellos que los puedan comprar.

Maduro y sus bandas deben vivir muy contentas, felices y relajadas. Cuenta con esa gente del otro lado, aquellos que deberían meterle el pecho a los grandes problemas del país haciendo y diciendo lo único que interesa al régimen que se diga y se haga. Nada en serio, todo en broma, como el viejo slogan de la «Radio Rochela».

Otra vez, como en la era de la candidatura de Capriles, régimen y oposición componen su siempre listo plan siniestro para tratar de enmascarar el desastre nacional. Para continuar, mientras tanto, haciendo del país y de su gente lo que al régimen mejor le convenga. ¡Qué muérganos!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba