CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

En Valores Venezolanos presentamos al militar y periodista Ismael Márquez

Ismael Márquez es un maracucho descendiente de gocho. En el Táchira de finales del siglo XIX su tatarabuelo, el general Espíritu Santos Morales, enfrentaba a otro dictador: Cipriano Castro, «El Cabito». Así, como tataranieto de gato caza ratón, Ismael se hizo comunicador, periodista, educador y finalmente militar a finales del siglo XX y principios del XXI.

Desde que Ismael salió de la Universidad Militar Bolivariana en 2012 le tocó ver y palpar, sufrir y sentir la degradación de lo que viven los hombres y mujeres dedicados al oficio de las armas en la Venezuela de esta mamarrachada. Obligados a la traición al país, él sabe que el militar de carrera de hoy es una triste, una patética sombra de lo que alguna vez fue.

Chávez, Maduro, Padrino y sus jefes de Cuba han hecho de las fuerzas armadas venezolanas una fea pandilla de sometidos a potencias extranjeras, a prácticas de negocios sucios, al tráfico de drogas y a la asociación con todos los bichos del bajo mundo para delinquir sobre cualquier cosa que tenga algún valor en Venezuela. Con mucho pesar, eso describe a las fuerzas armadas bolivarianas de 2023.

Destacado en el Estado Bolívar durante las elecciones para gobernadores y alcaldes de 2017, vive su primer encuentro en vivo y en directo con el abuso del poder y las trampas electorales del NARCO-RÉGIMEN de Caracas. Con el objetivo de imponer como gobernador a Justo Noguera Pietri, el corrompido CNE y las fuerzas armadas sacan a un falso gobernador de un sombrero y se ríen otra vez de quien realmente ganó en democracia. Sin guardar ninguna forma se deshacen del candidato triunfador, Andrés Velásquez.

Entregan a los facinerosos de los colectivos armamento militar y ordenan machacar cualquier disidencia, cualquier Resistencia que cuestione, que se atreva a objetar las trampas del régimen. Ismael, finalmente, descubre la verdadera democracia participativa y “protagónica” de la Venezuela torcida de la revolución del siglo XXI.

A Ismael Márquez, como a cientos de otros hombres y mujeres del país, le toca ser parte de las marañas de los eternos cuentos electorales de la Venezuela de estos delincuentes de estado.

Por eso y por ver con sus propios ojos como un grupo de maleantes acaba con todo un país, decide desertar de “esas” fuerzas armadas en 2018. Ismael lo sabe, Ismael lo siente: esos militares dejaron de ser hijos de Venezuela; ahora son solo cualquier cosa peligrosa para nuestro país. Hace añales dejaron de ser militares, ahora son solo piratas, facinerosos, espalderos y custodios de quienes se llevan al país en un saco.

Por eso es por lo que hoy Ismael Márquez es Resistencia. Esté en el lugar del mundo donde él esté, Ismael es parte del cambio. Y hoy Ismael aporta talentos, conocimientos de redes y la fuerza de la palabra para sacudir emociones y lograr adhesiones en todos aquellos que estamos en el mismo propósito que él: hacer libre a Venezuela otra vez.

Hoy Ismael Márquez está en el grupo de los 67 diputados del Parlamento Libertario que son Venezuela, y que están regados por los cuatro confines del mundo. Ismael no está en el país. Ismael regresará a Venezuela cuando recuperemos a nuestra tierra. Y él, lo mismo que millones de venezolanos más, “estamos en eso”.

Hoy Ismael, junto con los otros 100 diputados con base territorial en Venezuela, estamos construyendo el único y verdadero instrumento legislativo legal y legítimo que cuenta con la legitimidad y la gobernabilidad de la Venezuela tantas veces traicionada.

¡Bienvenido, Ismael! ¡Esta vez vamos a triunfar! Por eso: ¡Dios, Venezuela libre y Cese de la Ocupación!

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Dios te guarde a ti, PABLO, a ti Ma. CORINA, a ti ISMAEL y a tantos venezolanos pacientes, pero no pendejos, capacitados, instruidos y por encima de todo, HONESTOS e INMUNES AL FLAGELO DE LA CORRUPCIÓN, que siguen y seguirán LUCHANDO adentro y afuera de Venezuela!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba