CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Hablando claro y raspao

A la Venezuela que desea ardientemente recuperar su calidad de vida y sus libertades secuestradas, le conviene y le interesa mantener bien vigilados a los dos grupos de países que hoy en día son cómplices del régimen de Miraflores en el saqueo del país.

Aceptando un hecho fatídico. Esa Venezuela que tanto anhela volver a llevar una vida normal, no puede esperar que ni en la actual administración de EE.UU., ni en ningún otro de sus países aliados pueda ocurrir algún gesto, alguna acción de contenido importante que le signifique un alivio para el tipo de vida de mierda que el venezolano lleva hoy en día, tanto dentro como fuera del país.

Sin temor a equivocarme. Es parte de la naturaleza política de la administración del presidente Joe Biden mantener unas excelente relaciones comerciales con la claque que domina nuestro país. Ni su administración, ni tampoco los gobiernos de los países que le acompañan en la rapiña sobre Venezuela, tienen la menor intensión ni de enfrentar a la basura del siglo XXI, ni mucho menos alterar el delicado funcionamiento del mecanismo de la geopolítica multipolar actual sobre la cual funciona mi país.

Al igual que para Irán, Rusia, China y Cuba, Venezuela es solo un importante proveedor muy barato de materias primas y de abundantes hidrocarburos. Por ello, Occidente no posee ninguna motivación real, más allá de la propagandística dentro de sus propias naciones, de generar algún tipo de conflicto serio con el régimen de delincuentes que maneja nuestro país, que pueda producir un verdadero cambio de rumbo en Venezuela. ¿Para qué?

Sin disparar un solo tiro, todos ellos obtienen lo que quieren de Maduro, de Diosdado, de Padrino y de los cubanos, que son quienes administran el botín. Con realazos, devolución de hampones en manos de su justicia y amenazas de micrófono les basta y les chuta.

Además, acá entre nosotros: ¿En qué les puede doler o afectar las denuncias aisladas y las criticas mundiales de un empobrecido país amordazado y de una Resistencia con los bolsillos vacíos? Está jodido competir con el potente aparato comunicacional de los cubanos, que repica dentro de Norteamérica y a través de todo el mundo occidental como una campana estereofónica.

Muy por el contrario, si la Resistencia se pone en un gobierno de emergencia en el exilio. Un gobierno multifacial. Un gobierno que no pare de comunicar, que no pare de difundir, sin descanso y exponenciado la tragedia que vive el pueblo de Venezuela dentro y fuera del país, eso sería otra cosa. Eso sería conseguir “otro nivel”.

Se la pondríamos muy, pero muy difícil a los gobiernos de Occidente. Imaginen a esa Venezuela regada por el mundo. Una enorme, una inmensa Venezuela hablándole de tú a tu a los nacionales de los tantos países de Occidente, que no actúan ni funcionan en formas distintas a los oscuros gobiernos asociados con la plaga del siglo XXI, dentro de sus fronteras. Donde también está y vive la Venezuela regada por el mundo. Podríamos a temblar a tanto gobierno hipócrita, que daríamos miedo.

Sacudiríamos la conciencia del ciudadano europeo, por ejemplo, denunciando los inventos y caricaturas que se monta a cada rato el Parlamento Europeo. Esas “supuestas” medidas que imponen la democracia en Venezuela, aun cuando reciben divinamente en su territorio a una malandra como lo es «Delcy Heroína». O a la España que no solo le otorga el plácet a la Gladys Gutiérrez, expresidenta de un TSJ que se ha cansado de perseguir a inocentes por encargo del narco-régimen.

Crear una ventana, una ventana limpia, transparente que se abra para decir la verdad y poner en blanco y negro las enormes necesidades que al venezolano le tienen negada su satisfacción. A pesar de vivir en un país que flota, literalmente, en hidrocarburos y en un mundo casi infinito de recursos estratégicos.

En serio Venezuela: ¡No te sigas dejando joder! ¡Vamos a ponerle fin a esta VAINA!

www.venezuelainformativa.us no se hace responsable de la opiniones que aquí se publican. Es total responsabilidad del escritor

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba