CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Los zamuros vuelan sobre Venezuela

Gerardo Blyde anda en gira por Europa, haciéndole el mandado al régimen de Maduro. Le acompañan unos cuantos facinerosos más que, como él, son expertos en lo mismo: explotar a nuestro pobre-país-rico en beneficio exclusivo de unos pocos, su rara banda.

La cuerdita está brincando de gobierno en gobierno, tratando de conseguir el levantamiento de las sanciones impuestas a la dictadura de Caracas.

En lo práctico, ya todo está funcionado igual que antes del llamado realizado por el expresidente Donald Trump sobre las democracias occidentales. Justamente aquellos 50 países que reconocieron a Juan Guaidó como presidente interino, y convinieron en no acepar los resultados electorales de la última «trampamatic» del régimen. Sin embargo ahora Blyde está buscando producir declaraciones de perdón y remisión en algunos de esos gobiernos, sobre los pecados de la NARCOCRACIA bolivariana. O sea: ¡un borrón y cuenta nueva!

Aunque siendo serios: Italia no ha dejado de explotar “sus” minas y embarques de coltán en el Arco Minero. Sin embargo, la empresa petrolera TOTAL de Francia hace 2 meses llegó a Maturín y anda en los mismos buenos negocios que lleva a cabo CHEVRON en Venezuela. En Holanda no pierden la fe en la remisión de los bonos chatarra PDVSA, en manos de un gentío en Venezuela y también en el resto del mundo. El narco-reino de Noruega debe andar en lo mismo. Y en cuanto al narco-reino de España y sus malas mañas, hace tiempo se le adelantaron a Blyde y a sus zamuros. Para España la “limosna” que le produce el régimen de Caracas a sus mafias de delincuencia financiera y política es tan grande e importante, que el capo Rodríguez Zapatero tiene sus minas en el Arco Minero, que por esa razón La Moncloa hace días que ya le mandó un embajador a Maduro, con la finalidad de que le ría sus estupideces.

El viaje de Blyde, junto con sus “Negros del Ataúd”, le está costando al régimen un millón de dólares, hasta el último centavo, cortesía de la revolución bolivariana. No tendrá el estado venezolano como pagar los sueldos y las pensiones de los trabajadores venezolanos del sector público, pero para que estas malas fichas salgan de viaje a recogerle la basura a al régimen “¡sí hay!”.

Sin un liderazgo que no tema enfrentar tanta complicidad internacional con la maldad, y que realmente tome la causa por la liberación de Venezuela como un objetivo realmente geoestratégico para este hemisferio, seguiremos jodidos. ¡Ah, míster Trump: como te extrañamos, chico!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba