CRITERIOS Con Pablo Medina Carrasco

Por debajo de su precio

Mientras el terremoto que significa para todo el país la consolidación de la mamarrachada que el régimen pretende montar con lo del Estado Comunal, continúa a paso de vencedores el desvalijamiento, el saqueo, de nuestras riquezas petroleras, que igual mantiene su camino.

Decíamos ayer que desde los terminales de embarque del Oriente de nuestro país se están llenando gota a gota los tanqueros que están en las radas de las aguas venezolanas. Ahí las más altas mafias del régimen de Caracas también están llenando sus bolsillos con lo ajeno, con lo que no es de ellos.

Algunas de las más recientes pruebitas de amor que el Departamento de Estado de la Administración Biden está ofreciendo a Maduro y a sus secuaces consiste en mirar hacia otro lado. Cualquiera que tenga la plata en efectivo y quiera enviar un tanquero a las costas venezolanas para que regrese full de crudo con destino a la refinería de su preferencia, será bien recibido. Ahora a nadie le importa que la basura que controla el poder en Venezuela le esté robando a plena luz del día el petróleo a toda la nación venezolana. Mientras la gente está condenada a un genocidio por hambre, como en la Unión Soviética de Stalin, donde murieron 10 millones. Entre ellos cuatro millones de ucranianos, y el corresponsal del diario New York Times ocultó esta tenebrosa realidad.

Esa es la principal razón por la cual están vendiendo nuestro crudo, al precio que sea, en el mercado de cosas robadas. De manera que, por “las molestias”, como suelen decir los narcoguardias nacionales y el resto de los azotes de barrio que manejan nuestro país, el precio por barril de crudo venezolano con destino a Europa lo venden a Brent -35% de su valor. Y si el petróleo tiene destino a América o a alguna que otra isla del Caribe maluco chueco, están pidiendo West Texas -25%. ¡Precios de ganga: precios de petróleo robado!

Claro está, igual que ocurre con los alijos de heroína y cocaína que maneja el régimen, la operación de compra-venta del petróleo robado a Venezuela solo se lleva a cabo en estricto efectivo. Ahí no existen ni asientos ni destinos contables de ninguna especie; solo transacciones de calle, a mar abierto. Solo cae en los bolsillos de los gánsteres del régimen y de sus más íntimos enchufados.

Lo curioso, lo realmente sorprendente, es que ningún político que se precie de ser de oposición a toda esta sinvergüenzura, no esté poniendo ni una sola de las neuronas que le puedan quedar vivas en esta dramática situación; y sí, y solo sí, en el certamen de popularidad que están montando en estas absurdas y ridículas primarias.

Es que al país de verdad-verdad se lo están llevando completico todos los días y muy pocos, poquitos, dicen ESTA BOCA ES MÍA. Mientras Maduro y sus secuaces le venden el petróleo venezolano a todo el que lo pague por debajo de su precio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba